Menores y alcohol siguen de la mano

La Policía Autonómica realizó más de 800 inspecciones este año en Santiago para evitar el consumo entre los adolescentes e impuso una treintena de sanciones


Santiago / la voz

La unidad de menores de la Policía Autonómica llevó a cabo en los ocho primeros meses del año más de 800 inspecciones para evitar la venta de alcohol y tabaco a menores, así como el consumo de estas sustancias por parte de los adolescentes. Tras estos controles los agentes notificaron una treintena de denuncias, en concreto 29, la mayoría a jóvenes que estaban consumiendo alcohol en espacios públicos. De las 29 notificaciones, 21 se correspondieron con este consumo; otras cinco fueron a establecimientos por la venta de bebidas a adolescentes; y las otras tres por ingesta de drogas.

La mayoría de las inspecciones que lleva a cabo el grupo de menores busca evitar el consumo de alcohol y tabaco. De hecho, de las 802 inspecciones, 765 tenían ese fin. Otras cinco se centraron específicamente en el alcohol; diez se dirigieron a impedir la venta en establecimientos; mientras que 22 de los controles se llevaron a cabo para evitar el consumo de drogas.

La ley gallega del año 2010 prohíbe claramente el consumo y venta de cualquier tipo de alcohol a menores de 18 años, ya que antes se hacía una excepción con el vino y la cerveza al cumplir los 16. Cuando la sanción es a un menor, cabe la posibilidad de sustituir la multa económica por tareas de voluntariado, además de recibir una charla con el psicólogo de la UMAD. En el caso de que el adolescente, o bien sus padres, decidan pagar la sanción, esta va desde los 601 a los 3.005 euros, pese a ser una infracción tipificada como leve.

«El riesgo no ha calado, sigue normalizándose el consumo»

E l consumo de alcohol en menores es uno de sus caballos de batalla. Antonio Rial lleva años haciendo estudios que confirman el riesgo de este hábito a temprana edad, pero lejos de calar en la sociedad, los jóvenes se inician cada vez antes en peligrosas conductas con la bebida.

 

-¿Hay ahora más conciencia sobre el riesgo del alcohol?

-A juzgar por los datos, no. Sigue siendo el principal problema de salud pública a nivel gallego, español y europeo. Es una puerta de entrada al resto de drogas.

-¿Actúa como puerta de entrada?

-Evidentemente. Hay dos elementos clave que llevamos años estudiando. Primero, hay un descenso paulatino en el inicio de la edad de consumo de alcohol, y segundo, hay una relación entre esa edad de inicio y la del resto de sustancias. Cuanto antes empieces a consumir alcohol, antes pruebas otras. Y cuanto antes empieces a consumir alcohol peor será el patrón, es decir, la tasa de borracheras o binge drinking.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Menores y alcohol siguen de la mano