«Leer con más tiempo es leer mejor»

La Biblioteca Pública Ánxel Casal concentra durante los meses de verano un gran movimiento de préstamos, pero mantiene la mayoría de sus salas vacías de lectores

s. l.
SANTIAGO / LA VOZ

Los libros en verano también viajan. Cambian continuamente de manos y rehúyen de las salas cerradas para disfrutar de ambientes al aire libre. La biblioteca pública de Santiago muda su ritmo de vida en los meses estivales, reduce a la mitad su horario y se convierte en un lugar de paso con movimiento constante en vez de un rincón de encuentro. Los lectores de la Ánxel Casal reservan las novedades y buscan títulos alejados de la carga teórica.

«Hai moita xente no mostrador de información, as máquinas se empregan moitísimo, o estante de auto-devolución está sempre cheo e o número de préstamos aumenta. En cambio, a xente de Compostela aproveita para ir por aí. Agora simplemente veñen, collen os seus libros e marchan», cuenta el director de la biblioteca, Jesús Torres. Mylena Campos, una usuaria y estudiante de Filología, corrobora en su visita a la biblioteca, con cuatro libros bajo el brazo, que en verano nota que «no para de haber gente saliendo con libros».

En cuanto al tipo de lectura que se realiza en esta época del año, priman las novelas y las obras de ficción en detrimento de los títulos académicos. «A xente busca lecturas máis frescas», destaca Jesús Torres. Uno de los apartados de la colección que tiene más demanda son las novedades. A pesar de que la biblioteca está sujeta a los tiempos marcados por las editoriales, Torres afirma que ha llegado un grupo grande de libros que «xa non volven ao estante porque teñen una longa lista de reservas, en canto o colle un, xa está agardando o seguinte». Un ejemplo es O último barco, de Domingo Villar. La biblioteca también cuenta con un catálogo de libros digitales, «Galicia Le». Aunque el ebook puede parecer más cómodo, los usuarios prefieren el formato original. «Pensabamos que ía a notarse unha diminución dos libros en papel, pero todo o contrario, nas estatísticas de 2018 houbo un aumento de 2.000 préstamos», revela Jesús Torres.

Quien es lector de verdad, lee todo el año, pero el período estival y la ausencia de responsabilidades permiten hacer una lectura distinta, recuperar los títulos pendientes en la mesilla, dedicar más tiempo y, si cabe, reflexionar más. Iago Fernández estudia Literatura, por lo que la cantidad de libros que lee no cambia en verano. Hace unos días acudió a la biblioteca Ánxel Casal para consultar Tiene que llover, de Karl Ove Knausgård. «El verano me da el tiempo que no tengo el resto del año para profundizar en lo que leo», cuenta. Manolo Aro cogió para su hijo pequeño el clásico O Bolechas, de Rosalía de Castro, y él disfrutará de la poesía de Paul Valéry. «En verán estás máis relaxado por non ter a presión do traballo, podes ler con máis tempo e así ler mellor», cuenta.

Tras Imperofobia y la leyenda negra, de Elvira Roca Barea, el ávido lector Manuel Morata ha escogido ahora Imperiofilia y el populismo nacional-católico, de José Luis Villacañas. Manuel aprovecha el verano para adentrarse en el ensayo. «Necesito lecturas que me hagan estar atento», confiesa Morata.

Revistas especializadas y literatura infantil, entre lo más demandado

Las lecturas de verano más solicitadas de la biblioteca pública han sido las revistas especializadas como El Mueble, Mía, o Historia National Geographic. Con los colegios cerrados, han estado entre lo más leído libros infantiles como El diario de Greg, Os Bolechas o El diario de Nikki. También destacan los tomos de manga, como Gunnm. En las novelas, se encuentran entre lo más alto novedades como Los lobos de Praga, de Benjamin Black, o títulos de la sección feminista como Nanas lésbicas, de Silvia-Cuevas Morales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Leer con más tiempo es leer mejor»