Seis jóvenes tiran del carro en la fiesta de la Merced, la más tradicional de Conxo

Los vecinos regalan su tiempo libre durante todo el año y agradecen la implicación del barrio, pero lamentan el «papeleo» que exige el Concello


Conxo tendrá este año un día más de fiesta gracias al esfuerzo de los miembros de la comisión organizadora y a la implicación económica de los vecinos, comerciantes y empresarios del barrio. La comisión está integrada por seis jóvenes del barrio, que repiten por segundo año. Dedican su tiempo libre a lo largo del año para tener todo listo para la Merced. Lucía Lago, Raquel López, Lucía y Cristina Granja, Pablo y Laura Aldrey y Marcos Espantoso recorren «puerta a puerta» las casas de los vecinos para recaudar el donativo de 50 euros, y las aportaciones de comerciantes y empresarios, «que van de 30 a 80 euros». «También hacemos otras cosas para tener dinero para las fiestas. Estuvimos en la cantina de San Juan y en la romería del Bosque de Conxo vendiendo camisetas, tazas y todo lo que se nos ocurre», destacan. El esfuerzo, en palabras de Laura Aldrey, tiene «su recompensa en la fiesta, porque la gente nos agradece la dedicación, y da alegría ver que lo pasa bien. La fiesta es una manera de trabajar por el barrio, para que se mantengan el espíritu de barrio». Este año, la Merced llega un día antes a Conxo. «Empezamos las fiestas el jueves -por hoy -; y además aumentamos las actividades del sábado para los niños», apunta Laura. «Quisimos hacer un programa variado y equilibrado para que los jóvenes participen en las fiestas». La orquesta Cinema levantará hoy el telón, y mañana los cantos de taberna se cerrarán con un concierto en la plaza de la iglesia, con las actuaciones de Ruxe Ruxe y Desequilibrio Mental. El sábado y rl domingo, las orquesta Furia Joven, el grupo D´Abalar, y las orquestas Costa Oeste y La Bamba completarán el cartel. Laura lamenta que tuvieron que invertir mucho tiempo para completar «todo el papeleo que exigen desde el Concello. No es fácil, y nos supone mucho trabajo, pero no queda otra». Todos los miembros de la comisión quisieron tener un detalle especial con Manuel Puente, Princés, hostelero del bar Pajueleira, que falleció recientemente. «Siempre se volcó con la fiesta, y fue un gran apoyo para todos. En el libro de la fiesta quisimos tener un detalle para recordarle».

Jornadas de teología

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, defendió ayer en la inauguración de las vigésimas Jornadas de Teología que la vocación evangelizadora de la Iglesia es un compromiso que implica «no solo tener una misión, sino ser una misión». En la apertura también participó Giovanni Pietro dal Toso, presidente de Obras Misionales Pontificias. José Antonio Castro Lodeiro presentó las jornadas.

Meditación budista

 L. Neldjorpa Antonio acercará a los compostelanos las ventajas de la meditación por medio de la visión del budismo tibetano. Neldjorpa nació en Bueu, pero reside en Francia, donde trabaja en una empresa vinculada a la publicidad. El budismo tibetano forma parte de su vida desde hace años. Esta manera de entender la vida y el entorno ha marcado su existencia. El próximo día 14 estará en Santiago para impartir una charla sobre las pautas del budismo tibetano y su riqueza en la meditación. La asistencia es gratuita y libre, pero su promotora, Mary Calviño, explicó que se requiere «una inscripción previa para, en función del número, determinar el lugar de la conferencia». Los interesados pueden inscribirse en el 649 402 626 o en el correo maricalvino@gmail.com. Neldjorpa Antonio, según comentó Calviño, narra las peculiaridades y características del budismo tibetano en relación con la meditación, pero «en ocasiones, después de la charla teórica, dedica cinco minutos a la meditación».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Seis jóvenes tiran del carro en la fiesta de la Merced, la más tradicional de Conxo