Vuelve a su instituto para rodar una película contra el bullying

Por Patricia Calveiro

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

Un exalumno del Antonio Fraguas protagoniza el proyecto audiovisual de la oenegé LGBT España, en el que participan estudiantes del centro como extras

31 ago 2019 . Actualizado a las 12:27 h.

Un instituto compostelano se convirtió, en los últimos días, en un plató de rodaje. Sus aulas, pasillos y patio fueron tomadas por las cámaras, micros y actores. Y, entre ellos, estaba un antiguo alumno que cursó el bachillerato de artes, Fernando Leyra, quien ha vuelto al IES Antonio Fraguas para grabar una película contra el bullying sexual, a causa de la homofobia. Encarna a Mauro, papel principal de No todos los veranos tienen que ser azules, un largometraje dirigido por J.S. Ruíz y coprotagonizado por Adrián Vigo (estudiante de interpretación de la escuela coruñesa La Tuerka Films), en la piel de Dani.

PACO RODRÍGUEZ

La productora que está detrás del proyecto audiovisual es la oenegé LGBT España. Fernando, que realizó Arte Dramático y cursa ahora Bellas Artes en Madrid, es parte de un elenco formado por 150 personas. Entre los extras, explica el director del instituto, Carlos Encisa, se contó con media docena de alumnos reclutados en un casting que se hizo antes de las vacaciones en el centro santiagués, el único de la comarca que imparte el bachillerato artístico. «Por este motivo se han cedido las instalaciones durante las dos semanas que duró el rodaje en este escenario», indica. La película, además del bullying y la homofobia, aborda el tema de la violencia de género. La oenegé española, la única relacionada con el colectivo LGBT que realiza producción de cine, dispone en su equipo técnico de estudiantes de la Escuela Audiovisual de Vigo y, al no contar con financiación específica, todos los participantes lo hacen de forma voluntaria y altruista, implicados con el carácter social y educativo de la iniciativa.

PACO RODRÍGUEZ

El largometraje será presentado en certámenes y festivales internacionales, aunque la puesta de largo oficial será el próximo año, coincidiendo con el Día del Orgullo, a través de Internet y de forma gratuita. Y, si todo sale según lo esperado, acabará en las salas de cine. En la gran pantalla saldrá el IES Antonio Fraguas, además de otras localizaciones como las Fragas do Eume, un hospital y un centro penitenciario (todavía por concretar). La larga lista de colaboradores que han aportado su granito de arena incluye desde músicos para la banda sonora, educadores y psicólogos que han ayudado en la parte técnica o como asesores, hasta clubes de fútbol como el Dépor y el Atlético, la Federación Española de Fútbol y Warner Music (el grupo OBK ha autorizado la utilización de la canción Falsa moral). Y, por si fuera poco, la colaboración especial de la gran Charo Reina.