Las aves toman la ciudad: «Perdemos a conta de todas as que rescatamos»

Protección Civil captura halcones o búhos que se desorientan o caen por el calor

s. l.
santiago / la voz

Los voluntarios de Protección Civil llevan varias semanas recogiendo todo tipo de aves en Santiago. Desde urracas, hasta gaviotas, gorriones e incluso un halcón. Los voluntarios se dedican a rescatarlas para que luego sean trasladadas al Centro de Recuperación de Aves de Oleiros. Las especies más llamativas que han encontrado en la ciudad han sido un búho real en el estadio de San Lázaro y un halcón abejero en la Avenida de Lugo.

Son tantas las aves recogidas por Protección Civil que aseguran que ya perdieron la cuenta. «Hai unha plaga case», bromean. Además, aseguran, aparecen por toda la ciudad. Explican que este fenómeno se debe principalmente a que es época de gaviotas. Después de aniñar en primavera, es ahora cuando sus crías empiezan a volar. Muchas de ellas se meten en los patios interiores de los edificios de la zona vieja y luego no son capaces de salir. Otras se desorientan y chocan contra coches o cristaleras. También hay casos en los que, debido a las altas temperaturas, las aves acaban desplomándose.

Cuando se dan estas situaciones, son los voluntarios de Protección Civil los encargados de rescatar las aves. Se pueden dar dos tipos de situaciones: que los animales no sufran ningún tipo de lesión y simplemente estén desorientados o que tengan un ala o pata rota que les impida volar. Cuando están sanas los voluntarios las recogen con una red de cazamariposas de gran tamaño. Sin embargo, cuando tienen alguna lesión, lo hacen con guantes especiales para no causarles más daño. Tras capturarlas, las colocan en un trasportín y las trasladan a la base de Protección Civil, donde un técnico de medio ambiente se encarga de llevarlas al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Oleiros.

A pesar de no recibir ninguna remuneración económica, este verano los voluntarios de Protección Civil no han parado de trabajar. Una de sus principales labores ha sido atender el Camino de Santiago y a sus peregrinos, limpiando los caminos de la maleza que se acumula y prestando ayuda a los visitantes. Fueron ellos los que encontraron al peregrino desaparecido el pasado 8 de agosto. Además, se encargaron de dar apoyo al Concello en las Festas do Apóstolo. Su trabajo continua durante todo el año, de manera completamente altruista, prestando ayuda social, inspeccionando las rutas xacobeas e incluso colaborando con la policía y bomberos.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Las aves toman la ciudad: «Perdemos a conta de todas as que rescatamos»