Hacienda echa el ojo a casas y fincas cuya propiedad no está reconocida

El proceso afecta a terrenos y a varias viviendas en uso que en su día fueron objeto de concentración parcelaria en Teo


Santiago / la voz

Tener toda la documentación de tus propiedades en regla y haber pagado el IBI en plazo no garantiza al cien por cien que un bien inmueble acabe en manos de Hacienda por un problema de identificación de propiedad. Esto es lo que puede pasar en la parroquia de San Xoán de Calo, en Teo, antes de que termine este mes, ya que el Ministerio de Hacienda ha iniciado los trámites para inscribirlos a su nombre si las personas que están en disposición de demostrar su propiedad no lo corroboran en tiempo y forma.

Los terrenos de esta parroquia fueron sometidos a un proceso de concentración parcelaria, por lo que los errores y lagunas sobre la titularidad de parte de los terrenos proceden del expediente de redistribución del terreno.

La Delegación del Ministerio de Economía y Hacienda envió la notificación del inicio del expediente a finales de julio y el día 29 arrancó el correspondiente período de información pública de un mes, un plazo en el que el Ayuntamiento ha intentado localizar a las personas que pudieran ser propietarias de las parcelas con problemas de registro para avisarlas de que deben presentar la documentación que acredita la titularidad del terreno antes del día 29. En algunos casos lo han conseguido, ya que buena parte de los vecinos de San Xoán de Calo se conocen y pueden saber con escaso margen de error a quién deben informar. Pero no siempre es así, porque hay parcelas abandonadas y segundas viviendas que suelen estar cerradas y, como la titularidad se desconoce, el sistema de aviso es un mensaje en la puerta o la publicación en el boletín oficial correspondiente, lo que no garantiza, en absoluto, que la persona afectada sepa lo que ocurre.

Según consta en el expediente abierto por el ministerio, esta campaña en Calo afecta a 45 parcelas y en cuatro de ellas hay viviendas. Ignacio Iglesias, concejal de Teo y vecino de Calo, considera que «debería de haber outro sistema de comunicación cos propietarios, xa que estamos falando de fincas que teñen a súa importancia económica e tamén vital». Además de buscar a estos propietarios, el Concello mantiene avisos en redes sociales y en edictos, pero no es posible comprobar si todos los afectados saben que lo son. Tras analizar los casos, Iglesias cree que «hai casos nos que non cabe outra posibilidade de que houbera un erro, pero se non se resposta, a propiedade pasa a Facenda».

«A vivenda de Francos ten todo en orde, págase o IBE cada ano e ata ten número»

Óscar Cordo trabaja en la construcción y su jornada horaria va con el sol, por lo que cuando las notificaciones llegan a su puerta él está trabajando allí donde tenga faena. Vive en Calo y desde hace años cuida como si fuese de la familia del propietario de una vivienda ubicada en un lugar cargado de historia: la entrada de la carballeira de Francos, a escasos metros de la capilla y con el Camino Portugués como linde.

Esta vivienda es una de las propiedades que Hacienda ha incluido en el expediente de inscripción registral a su nombre si nadie demuestra que es suya. En este caso no habrá problema, ya que Óscar Cordo recibió el aviso del edil Ignacio Iglesias y pudo iniciar los trámites para demostrar que la Administración se equivoca. «A vivenda de Francos ten todo ao día, pagase contribución (IBE) cada ano e ata ten o número oficial que puxo o Concello», responde Cordo con toda la documentación en la mano.

Ahora está a la espera de que el expediente se archive. «Pero ninguén me quita os cartos da xestoría», se lamenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Hacienda echa el ojo a casas y fincas cuya propiedad no está reconocida