Más de 90 estudiantes aguardan por una plaza en residencias de la USC

La Universidade realizará un nuevo movimiento de la lista de espera este miércoles


Santiago / la voz

Un total de 92 estudiantes aguardan en estos momentos por una de las 1.071 plazas ofertadas en las residencias de la Universidade de Santiago para el próximo curso después del primer movimiento de la lista de espera. Se trata en su totalidad de alumnado de grado y de primero y segundo ciclo de nueva admisión.

En la primera lista de admitidos figuraban más de seiscientas personas aguardando por un cuarto en alguno de los seis centros del sistema universitario de residencias -cinco en Santiago y uno en Lugo-. Sin embargo, el 8 de agosto, la USC realizó una nueva adjudicación de plazas para cubrir las vacantes después de que los beneficiarios iniciales no abonasen antes del día 5 la fianza de 150 euros en concepto de reserva. Entonces, más de 260 personas que habían quedado pendientes obtuvieron respuesta a su demanda y tenían hasta el día 14 para abonar la fianza. Precisamente, este miércoles, día 21, la USC adjudicará las camas que hayan quedado sin confirmar por parte de estos beneficiarios. Las personas admitidas en este segundo movimiento de la lista tendrán hasta el 26 de agosto para hacer efectiva la reserva.

Por otra parte, la USC también realizó cambios en los centros inicialmente adjudicados. Más de 40 beneficiarios de un cuarto solicitaron cambiar de residencia. E en Santiago más de una veintena de solicitudes fueron para trasladarse a la del Burgo das Nacións. Los otros centros de Santiago son los colegios mayores Rodríguez Cadarso, San Clemente y Fonseca, así como la residencia Monte da Condesa.

El sector de los estudiantes de grado y de primero y segundo ciclo, donde se ofertaban 945 plazas, fue en el único que hubo lista de espera de estudiantes. En el resto de secciones, las plazas fijadas por la USC fueron suficientes para cubrir la demanda. Así, atendieron la totalidad de peticiones de alumnado de másteres universitarios oficiales, de programas de doctorado a tiempo completo o investigadores en formación, estudiantes de posgrado propios, miembros de la comunidad universitaria con necesidades educativas específicas derivadas de una condición de discapacidad y, por último, del personal docente e investigador y personal de administración de servicios. En este último caso, por ejemplo, aún quedaron algunas vacantes.

Los precios que deben abonar los universitarios beneficiarios varían en función de la renta. En todo caso, oscilan entre los 414 euros que tienen que pagar por una habitación doble compartida aquellos cuyas unidades familiares tengan menos recursos y los más de 2.628 euros de un cuarto individual por parte de los que tienen mayor renta.

A la hora de fijar las puntuaciones para adjudicar las plazas del estudiantes de grado, primero y segundo ciclo y máster, la Universidade ha tenido en cuenta tanto la puntuación académica de los aspirantes como la renta familiar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Más de 90 estudiantes aguardan por una plaza en residencias de la USC