Las ópticas le redujeron al Sergas más de 10.000 consultas de ojos en el último año

Derivaron el 28 % de los casos a centros de atención primaria y aligeraron las listas de espera de oftalmología de los hospitales


santiago / la voz

Los establecimientos de óptica del área sanitaria de Santiago atendieron el año pasado 10.329 personas derivadas por médicos de familia y pediatras del Sergas. Un 28 % (de quienes el 37 % tenían 65 y más años) volvieron a los centros de atención primaria para que les atendiesen profesionales de oftalmología o de otras especialidades. El resto de los casos los resolvieron y contribuyeron a aligerar las listas de espera de oftalmología (2.692 pacientes y 27,3 días de demora media en el CHUS; y 446 y 20,5, respectivamente, en Ribeira, según los últimos datos facilitados por el Sergas), destaca el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia.

En Santiago y comarcas próximas atendieron a 5.743 personas (3.445 las ópticas de la ciudad y 748 las de la comarca de Sar, 610 las de Ordes, 500 las de Arzúa, 328 las de Melide y 112 las de A Barcala); 3.150 las de la zona de Barbanza (1.708 las de Ribeira, 1.058 las de Noia y 384 las de Muros) y 1.436 las de Deza (887 en A Estrada y 549 en Lalín).

«Antes, todas esas personas que atendemos iban a consultas de oftalmología. Quienes van ahora tras acudir a una óptica llevan un informe con datos de su agudeza visual, anomalías encontradas y otros de interés para el especialista, lo que agiliza la consulta de oftalmología y facilita una atención más precisa», afirma Alex Dubra, óptico en Teo y miembro de la junta de gobierno de la corporación profesional.

«Casi todas las ópticas, más del 95 %, están adheridas a este programa de la Consellería de Sanidade, denominado Ollo cos ollos, que comenzó en el 2007. El resultado de la graduación optométrica que ofrecemos es bueno, de hecho nunca hemos recibido quejas por el servicio; consideramos que funciona bastante bien», agrega.

Ese casi 30 % de personas a quienes envían al centro de salud para que les vea un especialista presentan problemas como cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y otros retinianos «y deben ser vistos en oftalmología. Otros problemas oculares que detectamos tienen relación con dolencias como diabetes, hipertensión arterial o colesterol y aconsejamos que acudan a especialistas. Lo mismo cuando los pacientes refieren una pérdida repentina de visión, o que ven mal los colores, o si en el examen detectamos cualquier alteración: también les enviamos a la consulta del centro de salud para que se les valore», manifiesta.

Las ópticas ofrecen este servicio para todas las personas a partir de los 6 años, independientemente de su número de dioptrías y de la graduación que precisen, indica. Tienen que llevar una hoja de interconsultas, que facilitan los médicos de familia o pediatras. El servicio no tiene coste para el paciente, pues lo asume el Sergas: «Para el paciente este sistema es más cómodo y rápido, pues las ópticas les atienden como mucho en 24-48 horas; y les dedican sobre 20-30 minutos de media, depende del caso», sostiene Alex Dubra.

Resalta asimismo que «cada vez acuden más niños y niñas, porque sus pediatras asumen que una revisión a tiempo es fundamental. Aunque los niños no es normal que se quejen, por no poder comparar con ver mejor, al no haber tenido ocasión. Pero vienen de todas las edades».

Entre el 2007 y el 2018 las ópticas atendieron 536.138 interconsultas en Galicia y 258.938 en la provincia de A Coruña; y 52.864 y 25.202 en el 2018, respectivamente, destaca este profesional.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las ópticas le redujeron al Sergas más de 10.000 consultas de ojos en el último año