Las tortillas de La Tita, repartidas en dos locales

Cuenta su actual propietario, Carlos Suárez, que la parroquia de habituales va considerablemente en aumento y ese fue uno de los motivos de esta apertura


Desde hace un par de días un nuevo rótulo luce en la rúa das Orfas 10 y en la Rúa Nova 39. «La Otra Tita», pone en letras blancas sobre un fondo rojo, junto a la imagen de una sartén. Mañana mismo abrirá de nuevo sus puertas el local que otro día ocupó Copas Rotas (aquel negocio especializado en bebidas espirituosas y montaditos) y luego el Tridente. A partir de ahora, será la segunda casa de La Tita, famosa por sus tortillas, aprovechando que este bajo tiene también entrada por los soportales de la misma calle y da prácticamente a la terraza del original, casi siempre abarrotada, como el interior. Cuenta su actual propietario, el compostelano Carlos Suárez, que la parroquia de habituales va considerablemente en aumento y ese fue uno de los motivos de esta apertura: «Teníamos una lista de espera interminable, que no es la fórmula que más me gusta porque quien espera desespera, pero de alguna forma teníamos que ordenar la cantidad de personas que vienen. Vimos en este local la oportunidad de tener más capacidad para repartir a la clientela. Es un proyecto que nace por la propia demanda». ¿La carta? Será casi igual, dice, salvo algunas modificaciones sorpresa que se incorporarán en una semana aproximadamente. «Se ofrecerá también plato del día y raciones variadas. Todo sencillo, sin grandes puestas en escena, pero rico, rico. El nuevo local tiene una cocina más equipada y moderna que permite hacer cosas que hasta ahora no se podían, como pan y empanadas», añade el hostelero. Carlos está al frente de La Tita desde el 2015, arropado por un «gran equipo» que le acompaña desde el inicio, destaca, así como nuevas caras que desde hace un tiempo abren el establecimiento hasta los domingos, «con una gran acogida». Imprescindible el trabajo de Paco, Manolo y Abraham como encargados en la casa matriz, y de Sito y Dani en La Otra Tita, en cuya cocina estarán Concha y Jose; mientras que en La Tita original Pili y Rosaly serán las que tengan la sartén por el mango.

 

Homenaje en A Baña

Las dos personas de edad más avanzada que asistieron ayer a la Festa dos Maiores de A Baña, en el área recreativa de Agra de Chans, recibieron una sorpresa inesperada al recibir obsequios de homenaje, que les entregó el alcalde, José Antonio Pereira. Los recogieron Camilo Canay Landeira, de 102 años, de la parroquia de Ermida, y Carolina Pereiro Romero, de Vilarnovo, de 92 años. Disfrutaron asimismo de las actuaciones de las Pandereteiras da Baña, la Charanga Os Celtas y Faísca da Pontraga; además del menú que sirvió la Pulpería Veloso. Al encuentro asistieron unas 600 personas, y hubo animación para bailar y cantar parte de los temas interpretados por las agrupaciones musicales.

 

Interés por China

Un grupo de estudiantes chinos y españoles graduados en el IESIDE Business School conocieron ayer en Santiago la apuesta de la Xunta por el mercado chino «dun xeito transversal, tanto desde o punto de vista económico como tamén turístico, destacando a súa importancia estratéxica». Así lo resaltó la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro. Insistió en que la Xunta promoverá en el mercado del país asiático la oferta cultural y de naturaleza o el Camino de Santiago.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Las tortillas de La Tita, repartidas en dos locales