El Boimorto espera la llegada de un delantero para cerrar su plantilla

Ignacio Javier Calvo Ríos
NASO CALVO SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El equipo ya cuenta con veinte futbolistas en su vestuario

27 jul 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El Boimorto ya casi tiene cerrada su plantilla. Falta un delantero para completar la nómina del conjunto que el próximo curso entrenará Susú Cores. Javier Verea, de todos modos, no tiene prisa. El presupuesto es limitado y no va a tirar la casa por la ventaja para reforzar el ataque. Este domingo espera hablar con un par de jugadores para ver si entran o no en el nuevo proyecto del Boimorto, que solo cuenta con seis novedades con respecto a la pasada campaña.

Susú Cores tendrá seis caras nuevas, la de los defensas centrales Lucas y Nacho, procedentes del Ordes y el Santirso, respectivamente; el interior David Pereiro, que viene del Agolada; el centrocampista Marcos, del Piloño; el lateral izquierdo Carril, que jugó en el Arzúa; y el defensa zurdo Pose, que el pasado mes de diciembre abandonó el Boimorto para jugar en el Soneira y que ahora regresa.

El Boimorto cuenta con veinte futbolistas en su plantel, con los que intentará al menos igualar la clasificación del curso pasado. La permanencia es el único objetivo del club y Javier Verea recuerda que «esta temporada va a ser mucho más difícil, pues hay bastante más nivel en el grupo, con equipos muy potentes que acaban de llegar».