Bugallo asegura el apoyo del PP para sacar adelante el pleno de organización

Noriega, molesto con un «pacto» que «non recoñece a representación de Compostela Aberta»


santiago / la voz

Xosé Sánchez Bugallo no tendrá problemas para sacar adelante el viernes el pleno de organización política del Concello, lo que conlleva la distribución de dedicaciones exclusivas y la representación de la corporación en organismos y empresas municipales. Populares y nacionalistas aceptan, en lo que les afecta a ellos, el reparto propuesto ayer en la junta de portavoces en base a la iniciativa del nuevo ejecutivo. Las condiciones son similares, aunque no exactamente las mismas, a las que se establecieron para el mandato de Martiño Noriega, quien no salió nada contento de esa reunión. A Bugallo le llega con el voto del PP.

El reparto reserva dedicaciones exclusivas para todo el gobierno (10), aunque una no prevé ocuparla de momento. Es una más de las que tuvo Compostela Aberta (Manuel Dios, exdiputado provincial, no estaba adscrito a ese régimen en Raxoi). El PP, que cedió un concejal en las últimas elecciones, tendrá dos con dedicación plena (pierde una parcial), mientras que CA dispondrá de una y media y el BNG, de una. En conjunto hay una parcial más: pasan de 14 a 14 y media.

En el caso de Compostela Aberta se le mantienen exactamente las condiciones que tenía el PSOE de Paco Reyes, el segundo grupo de la oposición en el mandato que acaba de concluir. Ese puesto es el que ocupa ahora el grupo de Noriega, pero con un concejal más (5, frente a los 4 escaños socialistas). Y ahí radica el malestar del exalcalde. «Semella que non existía ningunha vontade de recoñecer a representación de Compostela Aberta», a la que se le atribuye «o mesmo que tivo o PSOE hai catro anos cun concelleiro menos ca nós», dijo Noriega ante un reparto que socialistas y populares «xa tiñan pactado». Esa es la conclusión con la que salió Noriega de una reunión en la que entiende que Bugallo «marca os seus socios preferentes, e neste caso desbloquea o pleno de constitución co PP».

Los populares, con ocho ediles (uno menos), pierden media dedicación exclusiva, «pero se lle compensa co persoal eventual», afirma el exregidor. El PP tendría una plaza a mayores de personal eventual con media dedicación. Aunque la fijación de esas plazas es cosa de la Xunta de Goberno, también ahí la distribución será «similar» a la que había hasta ahora, apuntó Bugallo tras precisar que ese reparto todavía no estaba cerrado del todo, aunque esperaba hacerlo ayer. Las reticencias estarían también en CA.

Agustín Hernández (PP) no precisó qué personal eventual tendrá el Partido Popular. «Similar», dijo también, tras anunciar su conformidad al acuerdo sobre las exclusivas. A Goretti Sanmartín (BNG) la propuesta socialista le parece «ponderada» y que garantiza la dotación de medios para el gobierno y la función fiscalizadora de la oposición.

El alcalde, el que menos cobrará entre los cargos políticos

Pendiente de la propuesta de Compostela Aberta para organizar internamente su dedicación exclusiva y media -podrían repartirlas hasta en tres medias de 21 horas semanales-, el alcalde dio por cerrado un acuerdo para la distribución de esos puestos que no altere la carga presupuestaria actual, el límite que había propuesto y que marcará también la creación de las plazas de personal eventual para el apoyo de los grupos políticos. Hasta ahora había 16 trabajadores: la mitad asignados al gobierno de CA; 4 al PP; 2 al PSOE; y 2, aunque de menor nivel retributivo, al BNG. En ese caso será la Xunta de Goberno la que fije esas plazas, con una distribución también similar, defiende el regidor.

Lo que sí será cosa del pleno convocado para este viernes es la fijación de los emolumentos de los cargos políticos. Curiosamente, el alcalde tendrá la retribución más baja. Aunque considera demagógica la decisión del gobierno de Noriega que fijó la compensación salarial para las dedicaciones exclusivas en el 2015, el socialista ya había indicado que no iba a modificar sus términos. La propuesta que irá al pleno mantiene la equiparación de los concejales, tanto del gobierno como opositores, con el grupo funcionarial A1 nivel 26.

Pero la del alcalde se fijó expresamente en 51.000 euros brutos. Y así la mantendrá Bugallo, mientras que el salario bruto anual del nivel 26 del grupo A1 está en torno a los 52.000. Aunque la propuesta incluye la actualización anual en el mismo porcentaje que el personal municipal, el alcalde percibirá menos sueldo que cualquier otro edil, entre ellos el propio Noriega. El exalcalde de CA ya cobraba menos que los demás concejales desde enero. Hasta el 2018 estuvo por encima, aunque muy ligeramente, salvo en los tres casos de aquellos que venían de la función pública con trienios, como el de Agustín Hernández (PP), el mejor remunerado (54.197 en el 2018). Buena parte del nuevo gobierno procede de grupos funcionariales en otras administraciones o instituciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Bugallo asegura el apoyo del PP para sacar adelante el pleno de organización