Santiago Vecino y Rafael Tilve: «Fago o mesmo que antes do infarto, competía en vela e sigo facéndoo»

Los dos pacientes expertos, que sobrevivieron a uno y dos infartos respectivamente, destacan la importancia de controlar el nivel de colesterol


Santiago / La Voz

¿Cómo se vive después de dos infartos? «Mellor, porque cambia a vida pero estou controlado e máis tranquilo, vou á piscina, a tai chi». Quien habla es Rafael Tilve, de 68 años. En febrero del 2016 le dio un infarto en pleno Obradoiro. Un taxi lo trajo volando al hospital y entró directo en el quirófano. Estando en la habitación le dio otro mientras hablaba con el médico, «e agora teño tres stents». Es cierto que tiene algunas limitaciones, pero Rafael asegura que ha conseguido vivir mejor y llevar hábitos saludables en su día a día.

Es un paciente experto, un paciente que conoce su enfermedad. Junto a Santiago Vecino participó en el Lipid Day, una campaña realizada en 33 hospitales de España, entre ellos el CHUS, para concienciar a la población de la importancia de controlar el colesterol. En el Clínico participaron también dos jefes de servicio, el de endocrinología y cardiología, Martínez Olmos y González Juanatey respectivamente.

Precisamente Juanatey destacó lo esencial que es vigilar el colesterol, «el principal determinante del riesgo de tener infarto». Y para hacerlo apuntó dos recomendaciones básicas, una alimentación saludable y ejercicio físico. «Si los hábitos de vida fuesen saludables muchos de los servicios de cardiología tendríamos que cerrar, y muchas salas de hemodinámica estarían cerradas». El cardiólogo puso el ojo en los azúcares que llevan productos como un simple yogur, «en estos momentos es un problema de salud pública tremendo».

Con Martínez Olmos y Juanatey estuvo también Santiago Vecino, un bombero de Santiago que sufrió un infarto con 53 años. Estaba solo en casa y tardaron cinco horas en atenderlo porque primero fue a un PAC y después a urgencias del hospital. Después de un infarto la vida cambia, «sobre todo cambia o aspecto psicolóxico», cuenta. Deportista, Vecino había hecho alta competición desde que era un niño, «e confiaba totalmente no meu corazón». Al principio reconoce que fue muy difícil, «cando saín da UCI case non podía nin camiñar e a cabeza dáche mil voltas». Por un lado, recuerda, «estás contento porque sobreviviches, que non todo o mundo ten esa sorte, pero por outro lado ves que xa non vas ser o mesmo», admite.

Sin embargo, y con fuerza de voluntad, este bombero sí recuperó su nivel físico y su actividad, «cando empecei no programa de rehabilitación do hospital comecei a progresar moi rápido, o meu corpo recordou que fora deportista». Así que ahora, a sus 57 años, lleva la misma vida que antes del infarto. «Fago o mesmo, antes facía vela e competía, e agora sigo competindo, e en bicicleta ando moito máis que antes». Como paciente experto que es, avisa, «no caso do colesterol somos moitas veces descoñecedores da función que ten e do malo que nos pode facer».

Es Lipid Day es una iniciativa de la Fundación Española del Corazón (FEC), desde su proyecto Mimocardio, junto con la Fundación Española de Arteriosclerosis y la compañía biotecnológica Amgen. Una treintena de hospitales, entre ellos el Clínico, acogieron una actividad de divulgación y concienciación, en la que además se hicieron pruebas gratuitas para comprobar los niveles de colesterol de los que quisieron acercarse a la mesa informativa.

En los 33 hospitales participantes, tres de ellos gallegos, se realizaron en una mañana casi seis mil mediciones de LDL, el colesterol malo. Unos niveles no controlados pueden contribuir hasta en el 60 % de los infartos o anginas de pecho y en el 40 % de los ictus. La hipercolesterolemia provoca el 25% de las muertes por enfermedad cardiovascular en España, así que no hay que subestimar el colesterol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Santiago Vecino y Rafael Tilve: «Fago o mesmo que antes do infarto, competía en vela e sigo facéndoo»