Piden cinco años de cárcel a una pareja que timó 68.000 euros a una mujer con boletos de la ONCE

El hombre le hizo creer que tenía diez cupones premiados y no sabía cobrarlos y ella actuó como gancho


santiago / la voz

Hay timos de todas las clases y, por extraño que parezca, incluso en aquellas modalidades que los cacos llevan décadas desarrollando sigue habiendo gente que pica y cae en la estafa. Eso fue lo que el de agosto del 2017 le ocurrió a una señora que, a las 9.20 horas, se encontraba en las inmediaciones de la calle San Pedro de Mezonzo de Santiago cuando se le acercó un hombre que decía portar diez cupones de la ONCE premiados pero que no sabía cómo cobrarlos porque era analfabeto. El golpe es una variante del célebre timo de la estampita, aunque a la pareja que lo puso en práctica aquella mañana no le acabó de salir bien y ahora serán juzgados por la sección compostelana de la Audiencia Provincial.

La Fiscalía les acusa de un delito de estafa y pide para ellos cinco años de prisión y que devuelvan el dinero que aquella mañana presuntamente consiguieron que la víctima les entregase, algo más de 68.000 euros.

La pareja tenía los papeles bien definidos, según el escrito de acusación del ministerio público. Él, I. B. M., se hizo pasar por un analfabeto con pocas luces que no sabía cómo cobrar los diez cupones premiados y que decía no fiarse de nadie. Ella, M. C. C. D., era el gancho y apareció de repente para intentar ayudar.

Un total de 350.000 euros

Así, la mujer simuló llamar a un teléfono de la ONCE en donde le informaron de que cada uno de los cupones estaba premiado con 35.000 euros. Es decir, el total ascendía a 350.000. Incluso llegó a pasarle el terminal a la víctima para que ella misma comprobara que la información era real. Presuntamente, la pareja que va a ser juzgada contaba con al menos otro cómplice que era el que estaba al otro lado del teléfono.

Fue entonces cuando la acusada propuso a la víctima que ambas ayudasen al hombre a cobrar el premio a cambio de una parte, pero el acusado les dijo entonces que tenían que demostrarle que eran de fiar. La acusada sacó entonces un sobre en el que supuestamente había dinero y joyas y fue así cómo consiguieron que la víctima aceptara ir con ellos en un vehículo hasta su casa, en Santa Comba, y les mostrase todos sus ahorros, que eran los 68.000 euros.

Finalmente, los tres volvían a Santiago en el coche cuando el acusado les pidió que pararan en un bar porque quería un bocadillo. La víctima se bajó para pedírselo y dejó su bolso con el dinero en el vehículo, momento que aprovecharon los dos acusados para huir del lugar con el bolso en el que estaba el dinero, además de su documentación, las llaves de su casa y el móvil.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Piden cinco años de cárcel a una pareja que timó 68.000 euros a una mujer con boletos de la ONCE