Una negreiresa pone la nota de color en Madrid

Mónica Rodríguez Varela expone su colección de moda en el Museo del Traje


La moda gallega está presente en el Museo del Traje de Madrid, donde la semana pasada se inauguraba el Mes del Diseño Emergente. Entre las colecciones expuestas está la de Mónica Rodríguez Varela. La negreiresa, afincada en la aldea de Broño, representa a la escuela Mestre Mateo de Santiago, tras ganar el certamen Despunte 2018. Su colección no pasa desapercibida entre el resto, porque entre tanta línea monocromática ella pone la nota de color con la colección que ganó el desfile para alumnos de la última promoción de Deseño de Moda. Bichos se llama el proyecto. «Son seis estilismos compuestos de varias piezas y cada uno tiene distintas capas. Representan a los insectos. Quería jugar con la contraposición de las corazas y de los caparazones con la parte de dentro», indica la diseñadora de 40 años. ¿Por qué insectos? «Dan mucho juego cromáticamente y tienen formas interesantes. Quería, sobre todo, hacer un paralelismo con los humanos, tanto en las estrategias que utilizan para relacionarse entre ellos como para camuflarse, o cuando cambian de color para atraer a la pareja o para amenazar a un enemigo. Lo que vestimos nosotros también dice cómo nos presentamos ante el mundo. Escoger una prenda u otra no es casual, lo hacemos como estrategia vital y quería reivindicar la libertad que te da la ropa, como una herramienta que te permite cambiar. Las personas evolucionamos y no deberíamos ser rígidos en cuanto a la forma de vestirnos. La moda no es más que capacidad de cambio y juego, de sentirnos más libres por encima de los prejuicios y de las cosas impuestas, como las tallas», añade la barcalesa. Ella estudió Historia del Arte y luego Arte Dramático, «pero decidí que ser actriz no me iba a dar para comer» . Hace un tiempo, empezó a hacer muñecas de trapo articuladas que vendía por Internet. «Descubrí que lo que más me gustaba era hacerles los vestidos», cuenta. Así fue como empezó a tomarse en serio el patronaje y la máquina de coser. Estuvo aprendiendo corte y confección durante un año con una modista de Negreira, Selvita García. Y el salto definitivo lo dio al entrar en la Escola de Arte e Superior de Deseño (EASD) santiaguesa. «Me encantó. Con mi edad, tenía otra motivación. Era la vieja chapona», dice entre risas. Tras regresar del montaje de Bichos en Madrid, a donde viajó acompañada por una profesora de Diseño de la EASD, Sandra García, y su madre, Mónica Varela, está metida de lleno en el lanzamiento de una colección de estampados, Pécora, con la que dar rienda suelta al color y a las mezclas de acuarelas y digital, e incluye una línea de pañuelos de seda. 

Fiesta en Frades

El fin de semana estuvo muy animado en Frades, donde se celebraba la clausura de las escuelas deportivas y culturales municipales. Cientos de personas pudieron ver los trabajos de dibujo y pintura realizados durante el curso y asistir a un divertido partido de fútbol sala entre padres y el equipo de benjamines y alevines. Hubo exhibiciones, música, merienda y diplomas, al tiempo que se reconoció la labor del técnico de deportes, Lino Espiñeira, y los profesores Cristina Rabón (patinaje), Mónica Mosquera (zumba), Javier Ferreiro (pilates) y Laura García (pintura). 

Fin de prácticas

Siete estudiantes de grado de la USC concluyeron sus prácticas extracurriculares en el Área de Calidade e Mellora dos Procedementos, financiadas por el Banco Santander. Remuneradas y de cuatro meses de duración, los estudiantes que concluyeron estas prácticas y que recibieron sus diplomas son Fátima Díaz Freire, Daniel Justo Ramos, Nuria García García, Silvia Lage Rivera, David Prado Álvarez, Óscar Rilo Lalín y Andreina Mitsai Vargas Carrión.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una negreiresa pone la nota de color en Madrid