De Basquiños al Mundial de motos

Chema Regueiro viste al equipo de Sito Pons en el Mundial de Motociclismo


Allwork es una empresa de Compostela que se dedica al vestuario laboral. Hasta aquí nada excepcional. Lo curioso es que el negocio que dirige Chema Regueiro está presente en el Mundial de Motociclismo. «A veces uno no sabe dónde tiene su límite, pero por circunstancias de trabajo y ocio llegamos hasta allí. Fue una apuesta que hicimos para vestir a un par de equipos del Mundial, uno de la categoría Moto2 y otro de una nueva que se estrena este año, que es MotoE (eléctrica)», cuenta este aficionado a las carreras sobre dos ruedas. Pero no hablamos de cualquier equipo. Uno es el Team Pons, el de Sito Pons, el expiloto catalán dos veces campeón del mundo. De hecho, Chema tiene una foto de perfil en su WhatsApp con esta eminencia del motociclismo vistiendo su firma. «Ves quién es Sito Pons cuando vas por los paddock [área cercada junto a la pista donde preparan todo antes de competir], en cómo la gente lo saluda, en el cariño que le tienen... Después del malogrado Ángel Nieto, yo creo que para el motociclismo español él es una referencia, y también el piloto que va a tener en la categoría de MotoE, Sete Gibernau, que va a volver a subirse a una moto para este Mundial y al que también vamos a vestir». ¿Cómo llegó esta empresa de la Travesa da Pastoriza al escalón más alto del motociclismo? «Cuando hablas de vestuario laboral a la gente se le viene a la cabeza un mono azul y un casco, pero en realidad engloba muchísimos sectores, desde hostelería a sanidad, industria... y nosotros, a parte, tenemos una línea de ropa deportiva y más casual. Allwork llegó ahí de una manera fortuita. Por casualidades, el año pasado me invitó un gran amigo, José Rey (de Millasur), a ver la última prueba del Mundial y conocí a allí a una persona de una empresa que se dedica a relacionarte con el mundo de las motos, del deporte y patrocinios. Tomando una Coca-Cola, me preguntó si me interesaba vestir a algún equipo. Y, como buen gallego que soy, la respuesta fue: ‘Depende’. Para Allwork era un paso muy grande entrar dando una aportación económica, porque es una empresa pequeña, nacida en el 2011. Luego nos hicieron llegar su demanda, de ropa para mecánicos y para vestir al equipo, de bonito, para el día de la carrera y del gran premio. Para nosotros es un mercado muy lejano, pero estábamos en disposición de colaborar. Se le entregaron cerca de 500 prendas en un tiempo récord. Y, a raíz de eso, los patrocinadores empezaron a pedir su propia ropa e incluso nos llamaron otros equipos para el campeonato de Europa», explica Chema. El empresario señala que, como colaborador, tiene la posibilidad de traer a Santiago para un evento a los pilotos (Lorenzo Baldasarre y Augusto Fernández, líderes del Mundial), aunque su aspiración es que vengan también Pons y Gibernau, «seguramente la última semana de septiembre». 

Lucha contra el cáncer

El cordobés Juan Pérez Luque ha emprendido un viaje muy especial por toda España, que hacía ayer escala en el Obradoiro. Salió el 30 de mayo de su pueblo, Iznájar, a bordo de un camión antiguo para recaudar fondos para la lucha contra el cáncer. Este transportista de 52 años y más de tres décadas al volante cuenta que el Pegaso Europa de 1970 que conduce lo restauró él mismo con la ayuda de su padre, invirtiendo «tiempo, dinero y mucha ilusión». Con él ganó varios concursos de vehículos clásicos y, tras donar el premio a la AECC, «he comprobado lo bonito que es ayudar a una buena causa». De ahí que este año el autónomo decidiera emprender en sus vacaciones esta ruta junto a su mujer, Toñi Serrano, en la que ya ha recaudado 50.000 euros y se propone llegar a los 80.000 a su fin, el 11 de julio en Málaga. La última aportación, 780 euros que ingresó en Santiago otro pegasista, Antolín Rodríguez, en nombre de Clásicos del Noroeste. 

Viaje a China

En un viaje estuvo embarcado también estos días el cocinero de A Horta do Obradoiro, Kike Piñeiro, como máximo responsable del área gourmet en la World Bulk Wine Exhibition de Yantai (China). Viajó desde Santiago, acompañado por el chef Kevin Mariño. El copropietario del establecimiento santiagués asumió la responsabilidad de adaptar sus creaciones para la feria, en la que se dieron cita 4.000 visitantes de 35 países. Y lo hizo sorprendiendo con un pulpo cocinado al vino, mejillones en escabeche, atún, jarrete de ternera y filloas rellenas. Todo, con producto local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

De Basquiños al Mundial de motos