Mon espera un Compos cerebral ante un Alavés B pragmático

Prevé que la posesión de balón será clave en el desenlace de la eliminatoria


santiago / la voz

Llegó al Compos en edad juvenil, Iñaki Alonso lo hizo debutar en el primer equipo, a sus 24 años es el capitán y habla del club y de fútbol con el poso de un veterano. En cierto modo, Mon es un joven veterano que vive su segunda promoción de ascenso con los colores azul y blanco y que espera que este domingo, hacia las 21.30 horas, el colectivo de Yago Iglesias alargue la temporada. Para ello necesita remontar el 1-0 que consiguió el Alavés B en la ida de la eliminatoria.

El centrocampista reconoce que el conjunto vitoriano no se ajusta tanto al perfil de filiales que apuestan claramente por un fútbol combinativo. Es un plantel con poderío físico, ordenado, que despliega un juego vertical y tratarde aprovechar la velocidad de sus dos puntas, muy dinámicos. Teniendo en cuenta esa propuesta, y a tenor de los visto el pasado domingo, advierte de la importancia de cuidar las vigilancias defensivas.

Y, a tenor de como discurrió la contienda de la ida, barrunta que la clave puede estar en la posesión de balón. En la primera media hora el Alavés impuso su fútbol. En la segunda el Compos consiguió alargar más sus combinaciones y disfrutó de ocasiones para haber marcado, pero le falló la puntería o le faltó una pizca de fortuna. Cuando logró tener la pelota con continuidad fue cuando peor lo pasó el filial. Y las dimensiones de San Lázaro, más grande que Ibaia, pueden ayudar.

Mon apela a la concentración y la inteligencia, sin caer en la obsesión: «Creo que no debemos salir a ganar uno cero o dos cero. Tenemos que ir con cabeza fría, manteniendo nuestra portería a cero». Otra de las claves, en opinión del capitán, pasa por «ser eficaces dentro del área y de tres cuartos hacia delante».

De los jugadores del filial vitoriano, el que más le llamó la atención en la ida fue Paulino, «por la banda derecha, habilidoso y fuerte, aparte de los dos delanteros».

Insiste en que «no es un filial al uso». Es un equipo pragmático . Y considera que la experiencia del entrenador, Iñaki Alonso, ayudará a los jóvenes a entender cómo afrontar la segunda mitad de la eliminatoria.

Saber sufrir

Mon tiene claro que la fortaleza mental es determinante, porque «habrá momentos en los que tocará sufrir. La diferencia va a estar en aguantar en esos momentos sin que se te vaya el partido». Y ahí también entran en escena los pequeños detalles, que a menudo acaban siendo los que decantan este tipo de partidos.

Resume el punto en el que se encuentra la eliminatoria con realismo: «Podíamos haber traído un resultado mucho mejor, pero un 1-0 no me parece un resultado definitivo». El Compos confía en darle la vuelta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mon espera un Compos cerebral ante un Alavés B pragmático