santiago / la voz

El compostelano Roi Méndez pudo hacer realidad «todo un sueño». Así fue como él mismo describió el concierto con el que se abrieron las fiestas de la Ascensión en Santiago y que, como es habitual, llenó A Quintana. Para el exconcursante de Operación Triunfo, jugar en casa y compartir la noche con sus compañeros del veterano programa fue una experiencia inolvidable, porque como dijo horas antes de subirse al escenario, estuvo cuatro años siendo espectador de la cita «desde abajo». La pasada noche, en cambio, no solo fue la estrella del concierto de Los 40 sino que pudo compartir triunfo con compañeros de la academia como Ana Guerra, Carlos Right y Nil Moliner, a los que se sumaron Ana Mena y Dani Fernández. Los éxitos de Plumas, de Roi Méndez, y de Lo malo, de Ana Guerra, sonaron y conquistaron. 

Y la gallega Sabela apareció por sorpresa para emocionar y emocionarse. 

Abrir las fiestas de la Ascensión con los triunfitos ya es un clásico desde que hace años Chenoa o David Bisbal brillaron en la noche compostelana. Pero la primera jornada de los festejos compostelanos tuvo otros alicientes. Comenzó con una comparsa de cabezudos que recorrió el casco antiguo y finalizó con dos verbenas; una en la Alameda a cargo de la Orquesta Claxon y otra de Davide Salvado, Amarelo, en la plaza de O Toural.

Por el medio, la magnífica postal de San Martiño Pinario se vistió de danza contemporánea con un espectáculo de Lali Ayguadé, coreógrafa y bailarina barcelonesa que en el 2010 fue reconocida por los Premios de la Crítica de Londres.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Roi Méndez invita a casa a sus amigos de la academia y triunfa