Alberto Novoa: «Cambié la medicina por la fotografía»

Ha retratado momentos históricos de la ciudad, a vecinos, papas, políticos y famosos


Santiago / la voz

A pocos metros de la Catedral empezó la carrera de médico de Alberto Novoa. No duró mucho, porque ni siquiera llegó a licenciarse, «para disgusto de mi padre», apunta el santiagués de 60 años. Y a pocos metros de allí comenzó también su segunda carrera, en la que lleva ejerciendo 40 años. «Cambié la medicina por la fotografía», cuenta el compostelano. Muchos creerán que lo tuvo fácil siendo hijo de un profesional del gremio, pero no fue así: «Él prefería que estudiase, pero cuanto más difícil me lo ponía yo más me enredaba con la fotografía».

Tenía 20 años cuando empezó de forma profesional, tras dos años de prácticas, en el número 29 de la rúa da Acibechería, donde hoy hay una tienda de suvenires. «En aquellos tiempos esto estaba lleno de orfebres, de plateros, de azabacheros... Era una calle de artistas», recuerda. Su padre, Manolo, era uno más. Él se pasaba por su estudio de camino a la facultad y «me empezó a parecer un mundo apasionante».

Manolo Novoa aprendió lo que sabía de forma autodidacta. «Él empezó en Fotos Arturo, como aprendiz. Luego entró en el Hostal dos Reis Católicos, donde era el fotógrafo oficial, retratando a la gente ilustre que pasaba por allí. Era un servicio más que tenía el hotel. Después fue cuando se vino para la Acibechería y montó en 1950 lo que sería Fotos Novoa», recapitula el mayor de tres hermanos, de los que dos (Alberto y Nardo, 10 años menor que el primogénito) han cogido el relevo en el negocio familiar.

Llegaron a tener tres estudios, el inicial, uno en el Preguntoiro (las instalaciones más modernas y las que se mantienen hoy en pie) y otro en la República del Salvador. Alberto Novoa recuerda con especial cariño la etapa en la que trabajó para la prensa escrita: «Podía cubrir veinte actos en el día: culturales, deportivos, políticos... y eso te daba la impresión de que vivías la ciudad y terminabas la jornada con la sensación de que tenías controlado lo que pasaba». Inevitablemente, acabó convirtiéndose en una cara muy conocida en Santiago.

Viajando por 40 países

También guarda un gran recuerdo de su etapa como fotógrafo en la Xunta: «La información institucional me permitió viajar por 40 países». Alberto Novoa siguió los pasos de tres de los cinco presidentes autonómicos: Albor, Laxe y Fraga. Y pasó después a la Consellería de Cultura para cubrir uno de los proyectos estrella, el Xacobeo del 93, liderado por Portomeñe, una persona a la que tiene especial estima. Hablamos del año santo que promocionó Julio Iglesias, el concierto de Plácido Domingo en el Obradoiro y que trajo a Bruce Springsteen al Monte do Gozo. «Fue un trabajo arduo, pero muy bonito. Las cosas cuando tienen contenido molan. Lo que veo ahora es que el objetivo del Xacobeo es solo traer peregrinos. Entonces también se buscaba que viniera mucha gente, pero no se movía solo por el tema religioso», destaca.

Le tocó dejar constancia para la posteridad de momentos importantes. Compostela se estaba convirtiendo en Patrimonio de la Humanidad, la visita del papa Juan Pablo II... Pasaron muchos sucesos históricos por delante de su objetivo, cuando uno no podía saber el resultado hasta que no se metía en la sala de revelado.

No es fácil arrancar anécdotas a Alberto Novoa, y eso que tendría para escribir un libro. Revela que no se podía fotografiar a Montserrat Caballé mientras cantaba, para evitar muecas desfavorecedoras, o una charla que tuvo que mantener con una telefonista de Brasil para poder enviar la imagen de un acto importante de Fraga.

Ahora, en Fotos Novoa, se dedica al trabajo de estudio, foto social e industrial (para empresas). La empresa cumple el año que viene 70 años. «Algo debimos hacer bien. Hubo profesionalidad, compromiso y evolución. Tuvimos que adaptarnos a lo digital, a la inmediatez y la rapidez, y fue un salto que pasó factura en la industria. Muchos compañeros de Santiago se quedaron por el camino, porque había que cambiar el chip e invertir en equipos nuevos. Algunos de ellos muy buenos dejaron la actividad», lamenta este picheleiro de expresión afable y de trato fácil.

«Santiago tiene un carácter propio y no debe perderlo»

 

 

Alberto Novoa, que pisaba a diario el Ensanche cuando estudiaba en el antiguo Peleteiro y saboreó el casco histórico cuando imperaban los oficios, considera que «la deriva que está viviendo la zona vieja no tiene ningún sentido. Se ha perdido ese mundo cultural, de artistas, y se ha llenado de tiendas de suvenires. La zona vieja está perdiendo carácter, porque todo está orientado hacia un turismo salvaje. Este no es el turismo que la ciudad debería tener. Santiago tiene un carácter propio y no debe perderlo por avatares políticos o porque determinados grupos se empeñen en cambiar la idiosincrasia de esta ciudad». Para él, el turismo de ópera, de musicales u obras de teatro de primera línea «no se han explotado como deberían. Los circuitos culturales altos ayudarían a cambiar por completo el perfil del visitante, junto con la llegada del AVE».

En clave positiva, Novoa considera que queda mucho margen de crecimiento con la adhesión de concellos, algo que él defiende desde su modesta opinión. Y modesto es. No ha buscado premios ni presentado sus fotos a concursos. Tiene en su archivo imágenes para parar un tren, aunque nunca ha hecho una exposición. «Es algo que tengo pendiente, por ahora no he sentido esa necesidad», dice. Se queda con la mayor lección que recibió de su padre, una persona premiada con la Medalla de Galicia, «aos bos e xenerosos. Me gustaría tener su carácter, no era nada presuntuoso», destaca.

Aunque lidió con famosos y políticos, dice el compostelano que los niños son el cliente más complicado, pero disfruta con ellos. Ahora que se acerca la jubilación, ya piensa en dedicar a su nieto de 3 años el tiempo que no pudo con sus hijas. Él es su mayor afición hoy. Atrás quedaron los años en los que era defensa y ganó un campeonato de España de fútbol universitario con el Medicina A.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Alberto Novoa: «Cambié la medicina por la fotografía»