Lo más pavero del gimnasio vuelve a la carga

Este par de barbudos irrumpe de nuevo con su «brozanova», un género para el disfrute general con el que celebrarán el inicio del verano, el próximo mes en Santiago


No todo son pesas y crossfit. Entre el gimnasio de Santa Isabel y el Club CAMM de O Milladoiro se esconde el monitor de zumba más pavero -con permiso del resto-. Xoán Montes Prieto, Mon en familia, se ganó hace años este título. Seguro que a muchos les suena su cara. Es uno de los componentes de Monoulious DOP, junto con Julio Mayo Pedrosa, Ula. Otro salado. Su media naranja musical, dedicado a la producción de espectáculos. Aunque ambos son de la zona de Noia, se conocieron en Santiago. Hace ya algo más de una década de aquello. Un buen día, se les ocurrió empezar a hacer vídeos graciosos para matar el rato y dieron en la tecla. Sus parodias musicales (incluida Jalando, la versión del Bailando de Enrique Iglesias), temas pegadizos y videoclips cargados de buen humor arrasaron en Internet. Sacaron sus propios éxitos del verano, como aquel sonado Veranito en Jalisia, dieron el salto a los escenarios y sacaron su primer disco. ¿Su estilo? Difícil de definir. Ellos lo llaman «brozanova», un género creado para el disfrute general con el que este par de barbudos vuelve ahora a la carga. Este mes, cuentan, saldrán a la luz nuevos «videobrozas», grabaciones domésticas al más puro estilo Monoulious y con colaboraciones estelares como la de la actriz Sabela Arán, que tanto saca la vena cómica como la dramática. Pero, además, preparan una fiesta en la Sala Capitol, donde, avanza Mon, «daremos ofisialmente a benvida ao verán o 8 de xuño. Será a posta de largho da tempada», con Beni Mayo a la batería, Daniel Rodríguez (Carba) y Pla Vinceiro a las guitarras. Al que le sepa a poco, tendrá postre: una sesión Dj en la Sala Sónar. «Imos pinchar Ula e mais eu», añade. Será su primera vez a los platos en un after-party, «pero se David Guetta foi o Tomorrowland cun pincho, malo será que nós non saiamos desta». Por si su plan revienta-pistas falla, ya preparan su segundo álbum para este invierno. 

Caminos que se cruzan

Marrozos y Los Tilos son dos parroquias que llevan años haciendo las rutas jacobeas. Pero este fin de semana fue especial en el Camino de Fisterra, ya que por las tierras de Mazaricos y Dumbría se cruzaron ambos grupos. Los de Marrozos, caminando hacia al sol de poniente, con el presidente de la asociación vecinal, Carlos Taibo, en el furgón de cola, Icía, Claudia, Uxía y Ari entre el grupo de niños y adultos como Marité Nieves y Montse Viqueira, entre otros. Peregrinando hacia Santiago, con el párroco de Los Tilos (Benjamín Roo) también en el coche escoba, iban José Antonio Beiroa -cantor y guitarrista-, Juan Silva, Jesús Sordo, Pepe Montes y un largo etcétera. Antes de partir, el párroco de Santa Baia, Ramón Romero, los recibió y bendijo en su iglesia. Y en la ruta, una auténtica riada de peregrinos extranjeros.

 Caminata solidaria

Unas treinta personas y una docena de perros se sumaron el domingo a la caminata benéfica por la ruta de O Rego da Anduriña, en Ames, que organizó Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) para ayudar a financiar el viaje de las niñas y niños que en verano participan en el programa Vacacións en Paz. Entre todos, recaudaron 161 euros, indicó Esther Ybarra, representante comarcal de la asociación. Un granito más con el que colaborar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Lo más pavero del gimnasio vuelve a la carga