Santiago de Compostela

Compostela ha celebrado esta mañana el Primero de Mayo, el día del trabajo, de forma discreta, lejos de las grandes movilizaciones de las ciudades industriales. Y lo ha hecho en una jornada marcada por la resaca de las generales y la proximidad de las municipales, y que se ha distinguido también, un año más, por la división sindical pese a la coincidencia de todas las organizaciones en su reivindicación: combatir la precariedad laboral en un contexto de recuperación económica, lo que pasa por restaurar derechos y que haya salarios y pensiones dignas. En la Alameda, UGT y Comisiones han reunido a unas 300 personas, una convocatoria a la que ha acudido, como es habitual, Xosé Sánchez Bugallo, que en esta ocasión ha acaparado los focos por ser el candidato socialista a la alcaldía de Santiago. El socialista ha apostado por utilizar las políticas para mejorar las condiciones laborales y ha lanzado un mensaje en clave de elecciones.

«Compostela ten que recuperar un goberno de progreso con políticas concretas, e non so de boquilla». Muy cerca de él estaba Pilar Cancela, recientemente elegida como diputado en el Congreso y que ha recordado que, aunque las cifras revelan una mejoría en la economía y ciertos avances, queda un largo camino por recorrer. «É certo que os datos económicos nos din que estamos crecendo, que a nosa economía mellora e que aumenta o emprego, pero evidentemente non é suficiente: seguimos reivindicando emprego de calidade e que se recuperen os dereitos perdidos nestes anos de recurtes dos PP», ha insistido. A esta convocatoria, han acudido también otros rostros del socialismo compostelano, como Mercedes Rosón o el ex edil Bernardino Rama, entre otros. También ha acudido el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, y que fuera durante muchos años líder del sindicato Comisiones Obreras, Xan María Castro.

Algo más de media hora después, salía la convocatoria de la CIG desde la Praza Roxa. El sindicato nacionalista, un año más, ha puesto el foco en la necesidad de recuperar derechos laborales para la clase trabajadora gallega, pero desde una perspectiva de país, con poder propio y soluciones propias para este territorio. Allí estaba la candidata del BNG a la alcaldía de Santiago, Goretti Sanmartín, junto a otros compañeros, como Néstor Rego o Rubén Cela. La cabeza nacionalista ha insistido en la necesidad de recuperar empleo y salarios dignos, y ha propuesto también «crear un Consorcio polo emprego en Compostela, no que formen parte todos os axentes sociais».  Una herramiento, a su entender, que serviría para captar recursos y orientar con eficacia las políticas públicas.

A la movilización de la CIG también ha acudido Martiño Noriega, candidato de Compostela Aberta, que estaba junto al diputado Antón Sánchez. El actual alcalde y candidato ha recordado que su presencia en esa cita es ya habitual, y ha recordado que el espacio que representa es plural, y que hay otros representes de su lista en otras movilizaciones. «Este o valor da unidade popular e da diversidade de Compostela Aberta: estamos aquí porque entendemos que moitos traballadores e traballadoras tiveron que pagar a factura da crise económica con desemprego e a emigración e, a día de hoxe, diante desta suposta recuperación aínda non recuperaron os seus dereitos», ha recordado. A preguntas de los medios, Noriega ha insistido en que está centrado en que su candidatura pueda recabar el apoyo mayoritario de la ciudad y, ante las críticas de Bugallo en la campaña, le ha lanzado un mensaje. «A mín me preocupa que esta agresividade que ten con nós non a ten co PP, nín a tivo no seu momento: sistemáticamente está a comprar o marco da dereita: nós temos claro cal é o noso enemigo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Compostela se moviliza contra la precariedad laboral