«Non volvería á produción intensiva»


El medio centenar de frisonas de la explotación láctea de Pilar Castro son unas privilegiadas. Y no solo por el espectacular entorno en el que pastan a diario en Burres, donde esta ganadera de Arzúa puso en marcha una de las primeras granjas de producción ecológica de la zona. En 2008 inició la transición y pasados los dos años reglamentarios, empezó a vender a la industria, cuando esta aún no abonada los rentables 20 céntimos que, desde hace unos años, paga por encima del precio convencional del litro de leche en origen. Esa prima económica, «que nos pagan para compensarnos a perda de produción, tanto en volume de leite como de superficie forraxeira», explica Pilar, era, cuando ella empezó, de la mitad, pero aún así apostó de lleno por la producción en ecológico «porque é moito máis sostible», afirma. Según explica, las prácticas agroganaderas y la alimentación exigidas repercuten en el bienestar animal y una mejor materia prima. «Non volvería á produción intensiva, aínda que me pagasen o leite ao mesmo prezo que en ecolóxico», asevera Pilar Castro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Non volvería á produción intensiva»