La Xunta abrirá la nueva sala de lo social en cuanto se designe al juez

El ansiado cuarto juzgado podría entrar en funcionamiento en diciembre de este año


santiago / la voz

Una vez confirmado vía aprobación en el último Consejo de Ministros que Santiago contará con el tan necesario y demandado cuarto juzgado de lo social, la única incógnita que queda sobre la mesa es cuándo comenzará a funcionar la nueva sala. El proceso administrativo que debe completarse hace prever que la fecha de apertura se situaría, como ha ocurrido en otras ocasiones, en el mes de diciembre, aunque la intención de la Xunta es hacerlo lo antes posible y creará la unidad en el mismo momento en el que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) designe al magistrado que estará al frente como titular.

Una vez que cuenta con el visto bueno del Gobierno central, falta ahora que desde el Ministerio de Justicia se cumpla con la formalidad de enviar una comunicación oficial a la Xunta en la que se pregunte si la administración autonómica está dispuesta a asumir los nuevos juzgados concedidos a Galicia. Un simple trámite, ya que el vicepresidente Alfonso Rueda -que también es el conselleiro de Xustiza- ya ha manifestado en múltiples ocasiones que no solo está dispuesto a crear las salas autorizadas, sino más a mayores en el caso de que alguna comunidad renuncie a las suyas.

Además de Santiago, también Vigo contará próximamente con un nuevo juzgado de lo social. Las salas de esta jurisdicción de ambas ciudades eran las que acumulaban una mayor carga de trabajo y las que estaban más atascadas de Galicia, de ahí que la Xunta y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), reunidos en comisión mixta, tuviesen pocas dudas a la hora de hacer su lista de petición de nuevos juzgados al Gobierno central. En ella también estaba Lugo, pero la ciudad amurallada se ha quedado sin la sala, algo que en un principio también le había pasado a Compostela, pero la unánime protesta política y social que generó la decisión en la capital gallega hizo que al Ejecutivo que preside Pedro Sánchez (PSOE) no le quedase más remedio que rectificar.

Si finalmente el nuevo juzgado de lo social de Santiago está ya en funcionamiento en diciembre, las salas de esta jurisdicción -en la ciudad ahora mismo hay tres operativas- comenzarán a poder aliviar su actual congestión el año que viene. Los datos del atasco que se ha generado tras más de una década asumiendo cargas de trabajo excesivas son abrumadores y las propias magistradas al frente de estas salas calculan que son 3.000 los casos que están actualmente pendientes de resolver.

El máximo para estas unidades son 800 casos al año y las de Santiago asumían 1.200

La carga máxima de trabajo que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) estipula que pueden soportar los juzgados de lo social es de 800 casos al año. Las tres con que cuenta Santiago en este momento llevan años asumiendo una cifra mucho mayor, ya que desde que comenzó la crisis económica en el 2008 la litigiosidad en esta jurisdicción se ha disparado.

Solo el año pasado, que son los datos que se han tenido en cuenta para aprobar por fin la creación del cuarto juzgado de lo social en Santiago, las tres salas de este ámbito de la ciudad recibieron una media de 1.200 asuntos cada una. Esta circunstancia, repetida año tras año, es la que ha generado un enorme atasco formado por 3.000 casos que ni la asignación de jueces de refuerzo ha logrado reducir. El tiempo de espera para el afectado en asuntos que no están calificados como urgentes llega en estos momentos a los tres años, algo que resulta inasumible y más si se tienen en cuenta que en estas salas se dirimen cuestiones muy sensibles para el ciudadano como despidos o bajas laborales.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta abrirá la nueva sala de lo social en cuanto se designe al juez