Jesús Martín, director del colegio La Salle: «Renunciaremos a los libros de texto para no depender de las editoriales»

El centro trabaja el compromiso con la sociedad y tiene 40 voluntarios en apoyo a personas con discapacidad


santiago / la voz

La Salle es un colegio concertado, perteneciente al Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, que posee en la actualidad mil cuatrocientos alumnos y ochenta y dos profesores. El hermano Jesús Martín Gómez (Burgos, 1965) es, desde septiembre, el director del centro católico, que defiende el diálogo entre fe y cultura, «respetando siempre la opción del alumno», apostilla.

-¿En qué bases se asienta el modelo educativo de La Salle?

-Estamos diseñando un nuevo contexto de aprendizaje para dar una mejor respuesta a nuestros alumnos. El centenar de centros nuestros de España y Portugal vamos a renunciar a los libros de texto a partir del curso 2020-21 para no depender tanto de las editoriales.

-¿Por qué razón?

-Los libros de texto se quedan cortos en algunos temas, o no responden completamente a los contenidos curriculares de la autonomía, o nos condicionan demasiado a la hora de dar la clase. Queremos responder mejor a las necesidades de los chicos cumpliendo las obligaciones que marca la ley, naturalmente.

-Y al prescindir de los manuales, ¿en qué materiales se van a apoyar?

-Los profesores generaremos nuestros propios contenidos. Disponemos de una plataforma, Sallenet, donde ya estamos publicando con un alto índice de uso y aprovechamiento. Nuestros alumnos de 1º y 2º de bachillerato trabajan con tableta digital.

-¿Cuál es la filosofía de este nuevo modelo?

-Apostamos por un aprendizaje cooperativo, algo que ya estamos aplicando. Por ejemplo, yo, como profesor de Lengua y Literatura Españolas, la mitad de lo que hago es cooperativo, y el resto es individual.

-Entonces, ¿hablamos de los trabajos en grupo de toda la vida?

-No, porque cada chico tiene su propia nota; no es una nota única para el grupo. En el aprendizaje cooperativo premiamos objetivos comunes, de forma que la nota personal sale mejorada. Otro ejemplo: a veces un alumno no entiende algo que dice el profesor, sin embargo cuando se lo explica un compañero, lo entiende. Otra técnica son los grupos de expertos. En fin, se trabaja mucho la oralidad y la forma de ordenar el pensamiento. Y se producen transferencias muy interesantes.

-¿El colegio puede presumir de buenos resultados a día de hoy?

-Tenemos un buen rendimiento en las pruebas de selectividad y chicos con premio extraordinario de bachillerato. Pero a nosotros no nos preocupa solo lo académico. Trabajamos mucho el compromiso de los chicos con la sociedad y la justicia social.

-¿Y cómo lo hacen?

-Sobre todo a través del voluntariado, a partir de 4º de ESO. Tenemos cuarenta chicos voluntarios que realizan tareas de acompañamiento a personas discapacitadas.

-¿Han sufrido algún problema de acoso escolar?

-Yo no puedo decir que en mi centro haya este problema, porque no ha habido ningún caso contrastado. Estoy sorprendido con la baja incidencia de conflictos en este centro, en comparación con otros en los que estuve.

-Ya, pero en ocasiones se mira para otro lado.

-Nosotros, al menor indicio, actuamos. Estamos muy atentos. En año y medio no he visto una pelea en el patio.

-¿Qué diferencias observa entre los alumnos de ahora y los de antes?

-Hay menos madurez. Hoy un chico de trece años es aún un niño, antes era menos vulnerable. También antes se relacionaban más, ahora las máquinas los vuelven más individuales. Han cambiado el modo de comunicarse y la gestión del tiempo. Los veo menos preparados para gestionar sus emociones, así que tenemos que trabajar con esta realidad y ayudarlos a crecer.

-¿Y en preparación y conocimientos?

-Hoy meten muchas horas de estudio. Se manejan mucho mejor en idiomas, saben hablar en público… Pero en ortografía y redacción están peor.

-¿Han puesto deberes para Semana Santa?

-La mayor parte de los profesores no hemos puesto nada. Acaso puede haber alguna excepción con las materias instrumentales, Lengua y Matemáticas, en sintonía con la política habitual del centro. Otra cosa son los que hacen la Selectividad, que deben mantener el ritmo de estudio.

-¿Qué piensa de la competitividad que se respira en el mundo de hoy?

-Un determinado nivel de competitividad es sano, pero bien entendida; es decir, aquella que favorece al grupo, siempre sin hacer daño al otro. Aunque también soy consciente de que no vivimos en un mundo Disney y tenemos que preparar a los chicos para la vida.

-¿Esto qué significa?

-Que se encontrarán con dificultades, que sufrirán frustraciones, que trabajarán con personas muy distintas…

-¿Y cómo les enseñan a gestionar las emociones?

-Lo intentamos con el citado aprendizaje cooperativo, educándolos en la interioridad, a conocerse y crecer por dentro; y enseñándolos a consensuar y ver la diferencia como algo normal en la vida. Y, por supuesto, que salgan bien preparados para ir a la universidad.

-¿Hacen encuestas de satisfacción y evaluación?

-En general, detecto que los padres están muy contentos con el colegio. Además, tenemos una ANPA muy dinámica y participativa. Para 75 plazas de tres años hemos tenido 95 solicitudes, dato revelador. También en alguna ocasión se ha evaluado a los profesores, pero nos cuesta ser críticos con nosotros mismos; tendríamos que ser más exigentes, porque hay margen de mejora.

«Es doloroso ver a un chico de quince años que ha tirado la toalla»

El hermano Martín, antes de recalar en Santiago, estuvo seis años en Roma como responsable de Comunicación y Tecnología de la congregación religiosa que fundó San Juan Bautista de la Salle, del que se cumplen trescientos años de su fallecimiento en la localidad francesa de Rouen. El director del colegio santiagués hizo Magisterio en Valladolid, el Trienio Básico de Teología y Catequesis en Madrid y Filología Hispánica en la Universidad de Santiago. Como educador desea que los alumnos vean el centro como un faro de esperanza: «No hay situación más dolorosa que ver a un chico de quince años que ha tirado la toalla».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Jesús Martín, director del colegio La Salle: «Renunciaremos a los libros de texto para no depender de las editoriales»