Mónica Andrea Stocco: «Tengo sensibilidad para plasmar lo que me transmiten las personas»

Elabora sus piezas de artesanía en cera, principalmente lámparas, con una técnica que impide que se derritan


NEGREIRA / LA VOZ

De padres italianos, pero nacida en Argentina, a Mónica Andrea Stocco siempre le gustaron las velas. Empezó hace 28 años en Buenos Aires «haciendo velitas» que regalaba en el comercio en el que trabajaba «y así inicié mi trayectoria como artesana. Primero haciéndolo en casa, pero me dije, voy a vivir de lo que me gusta, y cogí dos bolsas para venderlas en la calle y saber si funcionaba». Tan bien le fue en la calle, algo que confiesa que nunca dejará, que le fue dando la apertura mental, gracias a su gran creatividad e imaginación, para dedicarse a la artesanía desde hace doce años en Galicia, a donde se vino a vivir con su pareja, Gustavo Folgar, de padres pontevedreses. Con él comparte la mayor parte del tiempo, entre su taller y su casa, en la villa de Negreira, elaborando un producto único y original que son las lámparas de cera, además de cuencos, a través de su firma Más cera.

Mónica se confiesa una apasionada de su trabajo: «Hemos recorrido toda España en ferias temáticas -medievales, piratas o románicas-, o centros comerciales y conocemos muchos rincones porque nos entusiasma viajar y considero que tengo mucha energía para mi trabajo, por eso la gente siempre para en nuestro puesto a ver nuestras creaciones», señala Mónica.

Se mueven por toda la Península gracias a la buena acogida de su producto exclusivo, porque, de lo contrario, lo tendrían más difícil para vender en otras comunidades autónomas. Además, se mueven bajo el amparo de Artesanía de Galicia, pues el taller de Mónica fue registrado bajo esta marca, y pertenece a la Asociación Galega de Artesanos como profesional en la modalidad de cera artística.

Las lámparas hechas con cera tienen una técnica consistente en su fabricación a una temperatura muy alta, que impide que se derritan, aunque su autora prefiere no dar demasiados detalles. Cada lámpara tiene su bombilla led y casi dos metros de cable, además de su interruptor. No precisan mantenimiento y es un producto de por vida. Mónica relata que su producción alcanza las cien piezas diarias, con una variada decoración «al gusto del cliente, o sobre la creatividad que yo misma voy aportándole». Realizan detalles decorativos o de regalo por encargo para bodas, comuniones o bautizos, a través de su página web mascera.es.

Mónica recalca que es una persona «trabajadora, independiente porque nunca me mantuvo nadie, y luchadora a muerte»; se muestra muy «orgullosa» de su papel como mujer, y también salpica la conversación con recuerdos de su tierra de origen. Viviendo en Argentina, llegó a hablar varias veces, junto a su marido, con el papa Francisco «porque él es del barrio donde vivíamos, el de Caballito, y cuando era arzobispo de Buenos Aires venía a dar una misa una vez por semana». Gustavo Folgar afirma que es una persona, tal y como lo vemos, «muy sencillo y cercano con la gente», puntualiza.

Las piezas que salen del taller de Más cera son obras con mucha personalidad y no hay dos que sean iguales. «Tengo mucha sensibilidad para relacionarme con la gente y, no hago nada igual, porque lo fundamental en mí es que soy una persona alegre, lo cual traslado a las piezas con alegría, con flores y otros motivos», destaca Mónica.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Mónica Andrea Stocco: «Tengo sensibilidad para plasmar lo que me transmiten las personas»