Bugallo promete crear una gran avenida urbana en el eje entre Pontepedriña y O Castiñeiriño

Xurxo Melchor
xurxo melchor SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

CENAMOR

El candidato del PSOE quiere invertir diez millones en mejorar la conexión interior y con el Ensanche de la zona

23 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Para Xosé Sánchez Bugallo, el centro de Santiago comienza en la rotonda de la AP-9 en Santa Lucía, por lo que los barrios de Lamas de Abade, Castiñeiriño y Pontepedriña serán «unha prioridade» en el caso de que el candidato a la alcaldía del PSOE recupere el bastón de mando tras las próximas elecciones municipales. Para ello, promete una inversión total de 10 millones de euros para mejorar la conexión con el Ensanche de estas zonas, así como la modernización de la movilidad interior, un proyecto en el que se enmarcaría convertir la actual N-525 en una gran avenida urbana ajardinada, con vías de servicio a ambos lados y grandes aceras que sustituya a la actual apariencia de carretera de una vía que es uno de los principales accesos de la ciudad.

El proyecto de Bugallo es el resultado de la reunión que el candidato socialista mantuvo con los vecinos de Pontepedriña, en la que asegura que constató que el actual gobierno local de Compostela Aberta (CA) «non fixo nada». En este sentido, puso de manifiesto que no se ha rehabilitado ni una sola vivienda en la zona de protección ni se ha instalado ni un solo ascensor y que ni tan siquiera se ha construido el parque infantil que prometió Martiño Noriega «e para o cal hai consignados 69.000 euros dende 2017», resaltó el candidato socialista, que estuvo acompañado en esos encuentros en los barrios y en la presentación ayer por Mercedes Rosón, la número dos de la lista socialista para el 26 M.

«Estes barrios non son a periferia de Santiago, son agora o centro e hai que darlle ese estatus aos veciños de Pontepedriña, Lamas de Abade e o Castiñeiriño, humanizando os barrios e mellorando a súa conexión interna e externa», señaló Rosón. En esas reuniones, Bugallo percibió que los vecinos están «decepcionados polo labor do goberno». Los socialistas consideran que el balance de los cuatro años de gobierno de Noriega es malo y ponen como ejemplo que haya 19 millones sin ejecutar del presupuesto de obras ,«e non sexan capaces de adxudicar o parque infantil para o que contan con 69.000 euros xa presupostados».