Arteal, el que resiste gana

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Logra su primera Copa del Rey y es segundo en la Superdivisión

19 mar 2019 . Actualizado a las 10:18 h.

El Arteal puede hacer suya aquella máxima celiana de que «el que resiste gana». Lleva más de treinta años bregando en el universo del tenis de mesa. Hace más de quince que apostó también por el deporte femenino. Actualmente tiene doble representación en la máxima categoría, la Superdivisión. Y este fin de semana los chicos conquistaron la primera Copa del Rey en la historia del club. La lograron resistiendo, picando piedra con una fe inquebrantable. La final, ante el Burgos, se decidió en el quinto duelo. Y pudo caer para cualquier lado.

Enio Mendes igualó dos sets de desventaja en su cruce con Carlos Caballero, y en el definitivo volvió a estar contra las cuerdas. Se vio con un 5-8 en contra, y con un 7-9 y el servicio en poder de su rival. Le dio la vuelta y disfrutó de su primera bola de partido. Se le escapó el saque. Tuvo que salvar una bola de partido. Y en la siguiente oportunidad amarró el set, el choque y el título. Hasta ese momento era imposible adivinar por el gesto si iba por delante o por detrás en el marcador. Toda esa concentración contenida estalló, de un brinco se subió a la mesa y de inmediato se sumaron sus compañeros, Humberto Manhani y Moisés Álvarez, para fundirse en un abrazo histórico.

Era el premio a la paciencia y la perseverancia, porque al Arteal le tocó lidiar con la época en la que el histórico Caja Granada lo ganaba todo. Fueron dos largas décadas de hegemonía nazarí. Ahora el que manda es el Cajasur Priego, con un paréntesis de dos años en los que fue el UCAM Cartagena el que cuestionó el dominio andaluz.