El Compos pisa con fuerza

Derrotó por 0-2 al UD Ourense, uno de sus máximos rivales en la lucha por la promoción de ascenso


LA VOZ / OURENSE

La UD Ourense no pudo con el Compos. Casi nadie replicó en O Couto ante la superioridad del ponente. A los de casa solo les quedó apelar a su habitual competitividad: 0-2.

El primer asalto se lo llevó un conjunto visitante que tardó solo unos minutos en adaptarse al nivel de intensidad que imponían los anfitriones, quienes firmaban su primera acción trenzada a los diez minutos, sin que la combinación de Josu con Marquitos obtuviera más que un córner.

Los hombres de Yago Iglesias crecían con una defensa muy bien plantada y Samu barriendo todos los balones que circulaban entre líneas. Su primer aviso fue una estrategia bien elaborada a banda, pero la devolución le cayó al central Chechu y su chut se le fue alto. Aythami inquietaba ya en el área y un balón que dejó pasar el ariete canario lo envió Josiño a las nubes. Casi a continuación, Pato tuvo que adelantarse a Miki, que entraba solo. El gol compostelano se veía venir.

Y el 0-1 llegó, eso sí, como una losa al filo del descanso. Josiño bajó con gran calidad el cuero, pese a que los centrales lo encimaban a sus espaldas, y lo abrió al costado para que Brais Abelenda llegara desde atrás y fusilara a Pato. Apenas quedaba tiempo para más y se palpaba que los rojillos debían reorganizar filas en el descanso.

De vuelta al campo, Alfredo ganó protagonismo en el flanco zurdo. Primero se plantó en línea de tres cuartos para ensayar un disparo lejano que apenas inquietó a Anxo y después recibió a pierna cambiada en el pico del área, pero entonces se le fue desviada. Precisamente el primer retoque ourensanista fue el retrasar al zurdo a su lateral, dando entrada a David González por Codeso, para ubicarlo por la derecha y atacan con Marquitos por la izquierda. El Compos ni se inmutó. En la segunda parte volvió a jugarse a lo que quisieron los santiagueses y los locales ni siquiera podían apelar a la épica de la remontada.

Aythami y Josiño seguían advirtiendo de su peligrosidad en el área, justo antes de que al menudo mediapunta de Bueu se le fuera por arriba su intentona. En frente, tocaba quemar las naves y tanto la entrada de Fondevila como la de Adrián pretendían acercar el balón al área rival. Quizás la mejor opción fue la de un balón colgado por David, al que no llegaron ni Hugo García ni Vieytes. El último recambio de Currás también se topó con Anxo y, a partir de ahí, las opciones ourensanistas a la desesperada ya fueron incluso menos que las del Compos para matar el partido. Santi y Remeseiro tuvieron la puntilla en sus pies, mientras otra subida al ataque de Vieytes sonaba a canto del cisne con el tiempo ya cumplido.

Lo que llegó, por contra fue el gol de Rubén, al resolver un mano a mano con el portero, tras el servicio de Santi. Dos recambios de lujo de Yago Iglesias.

En las filas de la UD Ourense echan de menos más pólvora y la tercera derrota consecutiva hace pensar que el sueño de colarse en una promoción de ascenso, apenas aterrizados en una categoría tan dura, es más complicado de lo que muchos llegaron a plantearse. Claro que pocas escuadras como la santiaguesa se cruzarán en su camino.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Compos pisa con fuerza