Moncho Fernández: «Al lado de Laprovittola están grandísimos jugadores y no podemos olvidarnos de eso»

El entrenador del Obradoiro destaca que «Sàbat es muy generoso con sus compañeros y con el esfuerzo»


SANTIAGO / LA VOZ

Uno de los grandes contratiempos con los que se encontrará mañana el Obradoiro tiene nombre propio: Nico Laprovittola. «Llama la atención en todo el mundo», reconoce Moncho Fernández, entrenador del conjunto gallego. De todos modos, el de Pontepedriña deja muy claro que «al lado de Laprovittola están grandísimos jugadores y no podemos olvidarnos de eso. Vendrá con el Joventut el último fichaje, Thaddus McFadden, un jugador muy ofensivo. Nos encontraremos con un equipo que ha dado un salto importante esta temporada, muy alejado del Joventut de los últimos años. Esta temporada tiene retos mayores».

Laprovittola, según Moncho Fernández, es un jugador que «saber estar, con experiencia, que toma decisiones correctas en los momentos más difíciles y con capacidad de liderazgo». Es un «jugador top», subraya el de Pontepedriña, quien destaca el buen papel que está realizando Albert Sàbat, que fue elegido el mejor jugador de febrero. «Cuando te salen las cosas y llegan los reconocimientos personales, está claro que los jugadores están mejor. Sàbat hizo partidos de diez y de doce asistencias y seguro que está más contento, aunque no es un jugador de muchos altibajos. Es maduro y muy veterano y es un ejemplo de los valores de un equipo».

Sin embargo, el técnico se alegra por todos los premios que reciben sus jugadores y apunta que en sus manifestaciones «todos ponen en valor el equipo». De Sàbat destaca, entre otras cosas, que «su dedicación y compromiso son extremos, pues es muy generoso con sus compañeros y con el esfuerzo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Moncho Fernández: «Al lado de Laprovittola están grandísimos jugadores y no podemos olvidarnos de eso»