La jefa de Licenzas de Raxoi dimite al desoír Compostela Aberta su solicitud de medios

Una baja laboral no cubierta agrava los retrasos en la tramitación de expedientes


santiago / la voz

El descontento con la falta de una organización administrativa que mitigue los efectos de la merma de personal y sus consecuencias para los administrados lleva tiempo instalado en el área municipal de Urbanismo. Pero ha rebrotado con fuerza en los últimos días, sobre todo en Licenzas, que desde diciembre arrastra la vacante, por baja laboral, de la funcionaria que se encarga de las licencias de primera ocupación y de apertura de locales.

Tres meses después, el gobierno local no la ha sustituido. La consecuencia: la acumulación de decenas de expedientes en un ámbito donde ya son notables los retrasos; pero también la renuncia de la jefa de servicio de Licenzas, Ana Prieto, quien hace meses había sustituido a Berta Rosón después de que Noriega la apartase del puesto, de libre designación. En su entorno laboral no hay duda del motivo de su dimisión: la falta de respuesta del gobierno local a sus reiteradas peticiones para cubrir esa baja y atender la necesidad de un servicio con una gran repercusión sobre el ciudadano. Prieto iniciaba esta semana presentando su renuncia.

Pero la situación todavía puede ir a peor. La funcionaria cuya baja no se ha cubierto es la que se encarga también de las licencias de las terrazas de hostelería. Y si no están llamando ya a la puerta de Raxoi, las de temporada no tardarán en hacerlo.

El malestar en el departamento crece, alimentado además por el que le trasladan los propios damnificados por la demora en la resolución de sus expedientes. Porque es el personal que está en atención al público el que tiene que encajar las quejas y la desazón de los ciudadanos que no encuentran respuesta en plazo a solicitudes de las que en ocasiones dependen para poder cerrar una hipoteca, optar a subvenciones o asegurar la viabilidad de sus iniciativas.

La merma de personal es común a todas las Administraciones tras las medidas de limitación en la reposición de plazas con la crisis, pero en el caso de Santiago se le une la falta de una reestructuración en la relación de puestos de trabajo, pese a los compromisos de hacerlo, apunta tanto personal de Urbanismo como desde la oposición. En ese escenario, «se por riba non cobres as baixas, mal estamos», afirma María José Santos, de la CIG. El gobierno, sin embargo, guardó silencio ayer. Únicamente se limitó a decir que se tiene pensado cubrir esa baja en «próximos días». Quien habló fue la oposición. Desde el PSOE, Gonzalo Muíños apuntaba directamente a Noriega, como responsable de la organización administrativa, aunque sin obviar al edil Jorge Duarte. Para Goretti Sanmartín (BNG), la situación es «absolutamente catastrófica». Considera injustificable que no se haya cubierto esa baja en un servicio que por la carga de trabajo acumulado y su incidencia en el ciudadano requeriría ya de por sí un refuerzo también temporal. Y ambas cosas son las que pedirá en el pleno, en una iniciativa que ya anunció el lunes para reconducir una situación «escandalosa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La jefa de Licenzas de Raxoi dimite al desoír Compostela Aberta su solicitud de medios