San Caetano cambia el café por la leche

Termina el blanqueo exterior del complejo, que cuenta con 1.125 ventanas nuevas


santiago / la voz

Es otro. El complejo administrativo de San Caetano recuperó ayer el mástil de la bandera y el pararrayos, coronando simbólicamente su reforma más profunda desde que se convirtió en la principal sede de la Xunta de Galicia a mediados de los 80. Los obreros seguirán trabajando unas semanas más, porque quedan unos cuantos flecos por cerrar, pero el grueso de la obra, el que ha cambiado su imagen exterior, está ejecutado dentro de los diez meses de plazo que tenía la constructora.

La actuación comenzó en mayo del 2018 y, según el plan de trabajo, se iba a tratar de una operación más técnica que estética, con el recambio de ventanas, el retejado de todos los edificios y el tratamiento exterior de las fachadas para mejorar la eficiencia energética de un espacio en el que trabajan dos mil personas y que recibe a medio millar de ciudadanos cada día. La sorpresa del proyecto, valorado en 7,2 millones de euros, es que las caras de los cinco edificios de principios del siglo XX dejaron de tener el color café con leche que se le dio hace 35 años para presentar un aspecto más luminoso, al que contribuye la recuperación de la piedra en la sillería, las cornisas y jambas.

Pero más allá de la inmaculada imagen exterior, el trabajo de impacto tiene que ver con la eficiencia energética, propiciado por las 1.125 nuevas ventanas de madera de castaño con cámara -construidas por una empresa de A Estrada-, la colocación de cuatro mil nuevos puntos de luz, mayoritariamente con leds, y los 657 sensores para el control de encendido por presencia.

Cuando finalice la instalación de luminarias en las estancias interiores se le dará el último repaso a los techos y se terminará de gestionar la retirada de los residuos generados por la obra, de la que salieron las carpinterías metálicas de aluminio. La firma responsable, Estelar, fabricó en los últimos meses 14 nuevas unidades diarias, que era la misma cantidad que se montaba cada jornada. También se instalaron doce galerías, cada una diferente, pero con una dimensión mínima de treinta metros cuadrados. En total se hicieron 27 modelos de ventanas distintos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

San Caetano cambia el café por la leche