Lucia Loureiro: «A la Administración le pedimos que nos deje vivir, y a la gente, más respeto y consideración»


La Asociación Coruñesa de Transportes Discrecionales y Especiales (Acotrades), con sede en Arteixo, cumple 40 años. Lucía Loureiro (A Coruña, 1975), hija y nieta de transportistas, es la vicepresidenta de una organización que cuenta con alrededor de 300 socios de toda la provincia, entre autónomos y todo tipo de empresas, algunas con flotas de hasta 80 o 100 camiones. «No hay estabilidad, estamos luchando por sobrevivir», sostiene Loureiro.

-¿Son pocas mujeres en el sector o es una impresión falsa?

-Hay pocas mujeres que se vean, pero a cualquier empresario autónomo que está andando con el camión, quien le hace todas las gestiones y está pendiente de la economía familiar es la mujer, que trabaja aunque no cobre directamente por ello.

-¿Hay alguna fórmula para mitigar el impacto de la subida de los peajes de la AP-9?

-Es muy sangrante que tengamos una de las autopistas más caras de España, sino la más cara, cuando no hay una alternativa decente. Si un día no tienes prisa vas por la carretera convencional, usas la autopista cuando no te queda más remedio. Pero muchas carreteras, incluidas las autovías, están hechas un desastre.

-¿Salen las cuentas?

-Somos uno de los pocos sectores en los que todo el mundo, menos nosotros, decide nuestros precios. El del gasoil cambia cada semana... Hay empresas que basan su rentabilidad en el transporte, mirando cómo pueden reducir ese gasto. Siempre estamos haciendo bolillos para que nos den las cuentas. Es un sector híper regulado, la Administración controla todos nuestros movimientos, un tacógrafo marca las horas de trabajo y de descanso, y si te pasas unos minutos hay una sanción [...]. El transporte es el primero en notar si la economía va mal o bien, y llevamos unos meses que no se mueven mercancías. El consumidor tardará unos meses más en notarlo.

-¿Qué otras demandas tienen?

-Aparcamientos vigilados, porque día sí día no hay robos de gasoil y lonas rajadas. A la Administración le pedimos que nos deje vivir. Y a la gente, más respeto y consideración, somos los que andamos estorbando por las carreteras... Que cuando abran la nevera se acuerden de que alguien ha estado dos o tres días sin ver a sus hijos para que ellos tengan leche. No son conscientes de que sin nosotros se para el país. Todo son impedimentos, hay escasez de conductores, la falta de mano de obra ya es un problema.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Lucia Loureiro: «A la Administración le pedimos que nos deje vivir, y a la gente, más respeto y consideración»