El exceso de tráfico, ruido y cartelería eclipsa una amplia oferta comercial

Es una de las pocas calles del Ensanche en las que aún se puede aparcar en superficie y que dispone de dos carriles de circulación


santiago / la voz

Si nos pidieran mencionar calles del Ensanche en las que todavía es posible aparcar en superficie, la lista no sería muy larga, pero en ella no faltaría la rúa Doutor Teixeiro. Esta vía, que une la praza de Galicia con la de Ponte Castro, se corta con las rúas República do Salvador y República Arxentina. A lo largo de todo su trazado, los espacios de aparcamiento generan continúas retenciones en el tráfico por el tiempo que precisan los conductores para aparcar y desaparcar. La calle dispone de dos carriles de circulación, y aunque las paradas en doble fila no son constantes, cuando se producen, suponen un bloqueo total del tráfico. El motivo es el escaso ancho de cada carril, que tampoco es lo bastante amplio para que los numerosos buses que circulan por la calle pasen sin dificultad.

Al exceso de tráfico de la rúa y a sus atascos reiterados, especialmente por las mañanas, se une también el mal estado del pavimento en la zona de los aparcamientos. En puntos concretos, los baches son de gran dimensión. Aunque, en general, el resto de la calzada está en bastante buen estado. En las aceras, lo único que se remodeló más recientemente, hay alguna baldosa suelta, coincidiendo con los accesos a los aparcamientos privados. La decoración vegetal de toda la calle se limita a camelias. Algunas han conseguido desarrollar un buen tamaño y otras, posiblemente afectadas por la contaminación, están más raquíticas.

Una singularidad de la rúa Doutor Teixeiro es que conserva un elemento, que prácticamente ha desaparecido de las ciudades, una cabina telefónica. Está en el primer tramo de la calle, en la parte más próxima a la praza de Galicia. El teléfono funciona, aunque su uso es escaso.

Esta calle es una de las más comerciales del Ensanche, pero a diferencia de las otras que fueron reurbanizadas, Doutor Teixeiro no resulta atractiva para pasear y disfrutar de los escaparates de los establecimientos. Entre los bajos vacíos de la calle destaca especialmente el que ocupó el comercio de ropa Los Telares. Su reja llena de pintadas tiene los días contados, porque ya está siendo acondicionado para acoger una tienda de moda juvenil. Otros dos locales están vacíos, aunque uno será ocupado próximamente por una zapatería.

El tejido comercial de Doutor Teixeiro es muy disperso. Además de despachos de abogados y dentistas, hay librerías de nueva creación, supermercados, cafeterías, perfumerías, talleres, loza del hogar, hoteles y hasta una clínica. Varias entidades bancarias tienen oficina en esta calle, y tampoco falta en Doutor Teixeiro la representación comercial de la cadena Inditex, con un establecimiento de Uterqüe y otro la de línea juvenil Pull&Bear. Springfield y Women Secret completan la oferta de moda de una vía que sigue esperando por su reforma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El exceso de tráfico, ruido y cartelería eclipsa una amplia oferta comercial