El Bergantiños anotó 15 de sus 38 goles en el último cuarto de hora

Mon subraya que es un equipo «muy trabajado, sabe muy bien a qué juega»


santiago / la voz

Si los partidos durasen solo 75 minutos, el Bergantiños sufriría un notable retroceso en la clasificación. Hasta la fecha, ha anotado 15 de sus 38 goles en el último cuarto de hora de los partidos. En dos ocasiones, en Laracha y en casa ante el Somozas, sumó los tres puntos en el tiempo añadido.

Son datos que no escapan al capitán del Compostela, Mon: «Es un equipo muy trabajado. Sabe muy bien a qué juega, no pierde nunca los papeles y saca un gran provecho de los últimos minutos. Muchos de sus partidos los ha ganado a partir del minuto ochenta». Subraya que «es un conjunto bien armado atrás, que tiene pólvora arriba. Y por eso está dónde está en la clasificación», segundo, empatado con el Racing de Ferrol y con seis puntos de renta sobre el propio Compos.

El colectivo de Yago Iglesias cedió el empate ante el Paiosaco en el minuto 89, después de irse al descanso con dos goles de renta. Se le ha escapado más de un punto por no haber sido capaz de cerrar contiendas que tenía encarriladas. En opinión de Mon, una de las claves que explican esa situación es la falta de efectividad: «Pese a que somos el equipo más goleador, fallamos muchas ocasiones. Si las metiéramos todas, seguramente no estaríamos en Tercera. Tenemos que ser más efectivos de cara a puerta. Esa es la clave».

Confía en que en As Eiroas se vea al Compos «del último mes, a pesar del tropezón del domingo». Y considera que el test ante el Bergantiños ayudará a definir «dónde está realmente el equipo en la tabla».

Anticipa que el campo sintético no puede ser excusa: «Las condiciones quizás no sean las mejores, pero hay que salir a competir y tratar de sumar los tres puntos. Es igual para los dos, aunque ellos estén más acostumbrados a jugar allí».

Previsiblemente, el Compos seguirá apostando por una defensa con tres centrales, como viene haciendo en las últimas contiendas. No obstante, Mon no se atreve a darlo por sentado: «Estamos teniendo buenos partidos con este sistema, pero también los tuvimos antes. Hay mucha polivalencia en la plantilla y estamos preparados para jugar de diferentes maneras».

A una amarilla de cumplir ciclo

Mon lleva nueve tarjetas amarillas esta temporada. Está a una de cumplir ciclo de amonestaciones, con el consiguiente partido de sanción. Evidentemente, sabe que está en esa tesitura, pero asegura que no le mediatiza en absoluto a la hora de tomar decisiones sobre la cancha: «Una vez que entras a jugar no piensas en las tarjetas. Y en la posición en la que me desenvuelvo, menos todavía. Si hay que parar una contra que puede ser un problema para el equipo, no se puede dudar. Si me pierdo el siguiente encuentro por eso, es un mal menor. Además, cualquier compañero que salte al campo está en condiciones de hacerlo bien».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Bergantiños anotó 15 de sus 38 goles en el último cuarto de hora