Mon Barreiro: «Echo en falta el día a día, los viajes en bus de doce horas, no»

Tras trece años en el Santiago Futsal, dio el salto a la Federación y es partícipe del primer oro europeo femenino


Aunque sigue afincado en Santiago, la actividad con las diferentes selecciones no da tregua. Llevaba un mes fuera, y acaba de volver con la medalla de oro de la selección femenina absoluta, formando parte del cuerpo técnico.

-¿Ya recuperado del éxito?

-Aún quedan celebraciones y homenajes. Pero sí, es gratificante.

-¿Fue España tan superior como dicen los resultados?

-Sí. Lo de las chicas fue espectacular. Estuvieron a un nivel altísimo. Es un grupo muy cohesionado, fantástico.

-¿Hubo algún momento de duda?

-El comienzo del partido de Rusia estuvo igualado. Se rompió al final de la primera parte. Contra Portugal nos pusimos muy rápido por delante. Con el 3-0 hubo momentos difíciles. Silvia nos mantuvo muchísimo. Tal como estaba el pabellón, si nos cae un gol, la situación podía cambiar. Tiene mucho mérito ganarles en su casa. Habría llenado el doble de plazas si hubiera aforo.

-¿Echa de menos su etapa en el Santiago Futsal?

-Lo que realmente pierdes es el día a día, el entrenamiento diario. Eso sí lo echo en falta. Me gustaba el diseño de tareas. Los viajes de doce horas en bus, no los echo en falta, honestamente. Para mí era una zona de confort, al lado de casa, con un gran grupo se trabajo. Salir fuera te hace crecer, un nuevo contexto, otra responsabilidad. Estoy muy contento.

-¿Sigue al equipo?

-Vi algunos partido. Siempre los sigo por redes sociales, y todo lo que puedo. Deseo que les vaya lo mejor posible. Creo que les penalizó la adaptación a la categoría. Los equipos proponen menos, pero compiten a un nivel altísimo. Cuatro victoria seguidas es algo muy difícil de ver en una liga tan igualada. El objetivo claro es estabilizar el club, en la parcela deportiva y económica. Ahora, en esta dinámica, hay opciones de play off. Toca seguir jugando como venían haciendo hasta ahora, sin ningún tipo de presión, con cautela. Y si llega la oportunidad, ojalá la aprovechen.

-¿Qué le falta al fútbol sala para tomar impulso? ¿Ser deporte olímpico?

-El lunes estuvimos con Rubiales, el presidente de la Federación. Se están dando pasos importantes. Se está apoyando el tema femenino, que antes no recibía tanta atención. Esto lleva su tiempo. ¿Por qué no es olímpico? Ojalá lo fuese. Es un deporte que está creciendo muchísimo. A la UEFA le sorprendió el nivel de espectadores en este europeo. En el España Brasil, en Cáceres, había cinco mil personas. En Pozoblanco también hubo mucho público. Y en Madrid.

-¿Cómo se plantea el futuro?

-Tengo dos años firmados, me siento muy valorado, y la Federación es una estabilidad. Tuve ofertas de club, incluso para salir fuera. Pero a la selección española no puedes decirle que no. Y el grupo de trabajo es excepcional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mon Barreiro: «Echo en falta el día a día, los viajes en bus de doce horas, no»