Xenerais y cocido, el cóctel perfecto

La parroquia teense de Rarís celebró el entroido tradicional y Vite acogió una comida vecinal

;
Desfile y Entroido dos xenerais en Rarís Desfile y Entroido dos xenerais en Rarís

santiago / la voz

«Eu non cambio a miña aldea por París ou Nova York», cantaban en Rarís (Teo) los miembros de una particular tribu india que animaba el entroido. Y, en esta jornada dominical, menos todavía. Porque el carnaval en Teo forma parte indisociable de los genes, como quedaba demostrado con pequeños todavía en el carrito -el de menor edad tenía seis meses- y que ya formaban parte del coro. Porque, como también recogía la letra de su canción, «que bonito é o entroido e ir cantando todo o día para que saiba todo o mundo que en Rarís hai diversión».

La parroquia de Rarís fue la encargada de abrir en Teo las actividades del Entroido do Ulla, que tuvieron su primer capítulo de este año el sábado, en el barrio compostelano de O Castiñeiriño. Fueron más de doscientas personas las que participaron de manera activa en la cita teense, como siempre, con los Xenerais como grandes protagonistas. Su engalanado ejército cerró la jornada con un atranque en el que no faltaron el habitual repaso mordaz de la actualidad municipal -abordando, entre otras cuestiones, el tema de las luminarias- y de la parroquia, sin olvidar, las alusiones familiares. Eso sí, la lluvia, que hizo acto de presencia a media tarde, obligó a la organización a recortar algunas de las paradas previstas.

Las próximas citas con el entroido tradicional llegarán el próximo fin de semana. El sábado habrá en Marrozos (Santiago) y Reis (Teo); y el domingo, en Angrois (Santiago) y, de nuevo, en la parroquia teense de Reis.

Pero el carnaval también tiene sabor propio, el cocido, como el que  degustaron los cerca de noventa asistentes a la comida organizada por la comisión de fiestas de Vite en el centro cívico. Sopa, lacón, cacheira, lengua, costilla..., y como no, orejas y filloas de postre. Se trata de la primera vez que desde el colectivo organizador de las fiestas del barrio -que serán el segundo fin de semana de septiembre-, apostaron por esta iniciativa que se prolongó durante toda la tarde. El ágape estuvo acompañado de animación musical, a cargo Nueva Era, y de juegos para los más pequeños. Este encuentro con comida de por medio puede que no sea el último que organice la comisión, puesto que también valoran organizar otro con pulpo y churrasco de menú.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Xenerais y cocido, el cóctel perfecto