A Noriega se le complica la gestión de nueva inversión antes de las elecciones

CA no ha tramitado modificaciones de crédito todavía ni para obras comprometidas


santiago / la voz

El mandato se acerca a su final sin apenas margen para programar las nuevas inversiones que el gobierno local pretendía ligar a la gestión del 2019. La situación se le está complicando a Compostela Aberta (CA) más de lo que preveía después de que la oposición le tumbase los presupuestos. Obligado a resolver el ejercicio con la prórroga de las cuentas del 2018, el ejecutivo de Noriega ha de recurrir a modificaciones de crédito para afrontar esos proyectos, lo que implica no solo la disponibilidad de recursos (a través de nuevos ingresos, remanentes no finalistas o detrayéndolos de otros gastos) sino también la tramitación de los correspondientes expedientes, previa identificación de las iniciativas más urgentes.

Pero CA parece haberse atascado ya en ese primer nivel. Y mes y medio después del rechazo de los presupuestos todavía se desconoce la prelación de esas inversiones, ya sean las de iniciativa propia o comprometidas con otras Administraciones públicas,

Noriega pretendía que esa relación quedase fijada en la segunda semana de enero. Pero cinco semanas después no se ha tramitado ningún expediente de modificación, lo que parece evidenciar problemas más técnicos a la hora de adjudicarles crédito que de determinación de CA para decidir su urgencia. De momento, a la Xunta de Goberno solo ha llegado una propuesta de modificación, que todavía ha de pasar por el pleno. Y no se refiere expresamente a los proyectos que se han quedado descolgados con la prórroga presupuestaria -implica la congelación del capítulo inversor-, sino a la gestión de la grúa y la ORA.

Pero el tiempo se agota. A tres meses de las elecciones, CA apenas tendrá tiempo de activar ninguna licitación que requiera una modificación presupuestaria. La elaboración de los expedientes puede requerir en torno a un mes, contando con su elaboración (informes, pase por Xunta de Goberno, comisión informativa y pleno). Y han de exponerse 15 días hábiles, en el caso de que haya acuerdo plenario. El de la ORA irá todavía al pleno ordinario del día 21. Y sin ningún otro expediente a la vista -CA al menos no los ha evidenciado-, mayo se presenta muy próximo.

A Noriega se le complica el escenario para poder concretar al menos algunas de sus propias apuestas inversoras en pleno período electoral, pero también para mantener compromisos como el de que la reforma de Clara Campoamor estaría resuelta para cuando concluyesen las obras de la nueva estación de autobuses. Con el proyecto ya redactado, Raxoi todavía no lo ha licitado. Y la estación de autobuses estará disponible en un año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A Noriega se le complica la gestión de nueva inversión antes de las elecciones