Una generación en doce relatos personales

La «performance» «Gatillo da felicidade» se basa en las experiencias de jóvenes del área compostelana


Santiago

20.30 horas • Teatro Principal • Una propuesta: convertirse en actores de una obra de teatro. Pero lo que no se podían imaginar ni Carlota Álvarez ni Marcela Rodríguez cuando se anotaron para participar es que les tocaría representarse a ellas mismas; que sus vivencias, sus pensamientos eran el argumento de la pieza escénica. Ellas, junto a otros diez jóvenes que residen en Santiago y su área de influencia entre 18 y 23 años, son los protagonistas con su relato en primera persona de Tigger of happiness (Gatillo da felicidade), la propuesta de esta jornada del festival Escenas do Cambio.

«É unha obra que busca a partir da verdade individual abranguer o colectivo. Trátase de ver a vida a través dos ollos destes xóvenes que están a iniciar a súa vida de adultos: que buscan, cales son as súas angustias, as súas dúbidas, medos...», explica Joana Duarte, encargada de la producción ejecutiva de esta pieza creada por los portugueses Ana Borralho y João Galante.

Los jóvenes participantes -que no son actores- llevan siete días de un taller en el que trabajaron las cuestiones que, de manera aleatoria, les tocará responder esta noche en escena. «Ao principio, asusteime ao ter que contar a túa vida máis personal, pero despois todos nos fixemos bastante amigos e é máis doado», explica Marcela Rodríguez, de Valga, de 18 anos. Un relato que comparte Carlota Álvarez, ourensana que a sus 19 años cursa Xornalismo en Santiago. «Pensei que non iamos ser capaces, pero a experiencia é moi boa (...) O que máis me sorprendeu de todo foi do que vai a propia obra», detalla la joven.

Un disparo de una pistola decidirá qué parte de su vida deben exponer esta noche ante el público que se acerque al Teatro Principal: amor, drogas, alcohol, momentos felices... «Dependendo da persoa, o tema pode ser fácil ou non», afirma Marcela. Mientras que Carlota indicó que es más fácil «cando partes dun recordo concreto».

Al final, los jóvenes son los que escriben el argumento de la pieza con sus relatos, que se convierte en un espejo de la sociedad a través «da verdade da persoa común», asegura Joana Duarte, que apunta que esta es la vigesimosegunda vez que representan la pieza y hayan siempre diferencias entre los lugares.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una generación en doce relatos personales