En Santiago solo aprueba Sánchez Bugallo y Martiño Noriega pincha

El candidato del PSOE es el único valorado con más de un cinco y el alcalde baja por primera vez de esa nota


santiago / la voz

El candidato que presentará el PSOE en las próximas elecciones municipales en Santiago es el único al que la encuesta de Sondaxe le otorga un aprobado en su valoración. Xosé Sánchez Bugallo obtendría un 5,17 en su primer test demoscópico tras su vuelta a la política activa. Un dato aún más relevante si se tiene en cuenta que cuenta con un grado de conocimiento entre la población muy alto, del 94,3 %, y que suponen 0,6 puntos más que el actual alcalde, Martiño Noriega (Compostela Aberta), que pincha y cae por primera vez claramente del aprobado al obtener solo una nota del 4,47 con un grado de notoriedad del 95,8 %. Hace un año el regidor disfrutaba de un 5,08 y antes de los comicios del 2015 oscilaba entre el 5,2 y el 4,9, por lo que el desgaste en su imagen en evidente según la consulta.

Noriega no es ni tan siquiera el segundo candidato en cuanto a valoración popular, ya que le supera la nueva número uno del BNG, Goretti Sanmartín, que roza el aprobado con un 4,91 pese a que solo es conocida por el 49,9 % de los encuestados. Como también sucedía hace un año, el peor valorado es el cabeza de lista que presentará el PP, Agustín Hernández, que solo alcanza un 3,77 de nota con un grado de notoriedad del 84,8 %. Curiosamente, en el 2015, cuando aún era alcalde y se presentaba a la reelección, el líder conservador era el único que aprobaba, lo que muestra la mala opinión ciudadana de su labor en la oposición.

La buena valoración de la que disfruta Bugallo según este sondeo es evidente. Con un 6,52, es mejor valorado por los votantes de su partido que Noriega, a los que los seguidores de Compostela Aberta otorgan un 6,22 y también supera el 6,11 que los que en el 2015 apoyaron al PP conceden a Hernández. En este ránking vence Goretti Sanmartín, a la que los que dieron su voto al BNG puntúan con un 6,59.

La fortaleza en la buena imagen pública de Xosé Sánchez Bugallo también se evidencia en que le aprueban los votantes del PP, que le dan una nota de 5,37, pero es que además roza el cinco en otras fuerzas de las que podría recibir sufragios, ya que tanto los seguidores de Compostela Aberta como los de Ciudadanos le valoran con un meritorio 4,89, que solo baja al 4,39 en el caso de los del BNG, fuerza con la que gobernó en coalición desde diciembre de 1998, cuando se retiró Xerardo Estévez, hasta mayo del 2011.

Martiño Noriega no goza de esas buenas puntuaciones en otras fuerzas, salvo en el BNG, cuyos votantes le conceden un 5,74. Los del PSOE, sin embargo, le suspenden con un 3,98, que baja al 2,78 en el caso de los de Ciudadanos y a un 2,42 en los del PP. Lo mismo le sucede a Agustín Hernández, al que solo valoran positivamente en la formación naranja, con un 4,89, pero que recibe muy bajas notas entre los seguidores de CA y BNG, con un 2,89 y un 2,13, respectivamente, y que solo llegan al 3,35 en el caso de los socialistas.

Finalmente, Goretti Sanmartín también goza de muy buena valoración entre los seguidores de Compostela Aberta, con un 5,5, aunque muy baja en el caso del PSOE (3,81), del PP (2,93) y de Ciudadanos, con solo un 1.

El Ensanche es territorio socialista, y el alcalde tiene su mejor puntuación en Vite 

Por barrios, con un 5,2, Bugallo es el mejor valorado en un distrito clave como es el quinto, que engloba el Ensanche la zona sur del casco histórico, Conxo, Vidán y el Campus Sur. Noriega aquí obtiene su peor puntuación (3,65), superado tanto por Sanmartín (4,34) como por Hernández (4). Por su peso demográfico, también es significativa la puntuación del socialista en el sureste de la ciudad. En esta zona, que engloba el oeste del casco histórico, Marrozos, O Eixo, Castiñeiro, Angrois, Sar y Fontiñas, obtiene su mejor nota, un 5,30, aunque le supera la líder del BNG, que llega al 5,34. Aquí Noriega obtiene un 5,07 y el número uno del PP, un 3,61. El alcalde alcanza su mayor apoyo en la zona centro-norte. En este distrito, que abarca A Peregrina, Vite y Vista Alegre, llega al 5,19. En el rural también vence el socialista, con un 5,26 frente al 5,03 del líder de CA. 

Los vecinos creen que la ciudad empeoró

El 43,4 % valora que está peor que hace cuatro años, frente al 30,9 % que ve una evolución positiva

 

Santiago está peor que hace cuatro años, cuando se celebraron las anteriores elecciones municipales. Este es el veredicto de la mayor parte de los vecinos en la encuesta de Sondaxe, ya que los que consideran que la ciudad ha empeorado (25,7 %) o empeorado mucho (17,7 %) suman el 43,4 % del total, mientras que quienes creen que ha mejorado ( 24,7 %) o mejorado mucho (6,2 %) no alcanzan la tercera parte: 30,9 %. Los que se mantienen en el término medio valorando que la capital sigue igual desde las municipales del 2015 son el 23,9 %.

Por sexos, no hay grandes diferencias en las valoraciones sobre la evolución de la situación de la ciudad. Las mujeres son un poco más críticas que los varones en cuanto a los valores extremos, ya que solo el 5,5 % de ellas considera que ha mejorado mucho, frente al 7,1 % de los hombres, mientras que el 18,7 % de las vecinas encuestadas y el 16,5 % de los vecinos consideran que Santiago ha empeorado mucho.

Por edades, la valoración empeora a medida que avanza la edad de los encuestados. El 42,6 % de los que tienen de 18 a 29 años consideran que ha mejorado o mejorado mucho, y sube al 43,4 % entre los de 30 a 44 años. Sin embargo, solo le dan buena valoración el 23,4 % de los que tienen entre 45 y 64 años, y cae al 20,6 % entre los de más de 65 años. En correspondencia, solo el 14,8 % de los que tienen hasta 29 años creen que la capital ha empeorado o empeorado mucho, y el 35,4 % de los que cuentan de 30 a 44 años. Los valoración negativa se dispara en las dos siguientes franjas de edad: hasta el 50,3 para los de 45 a 64 años y el 58,8 % de los que superan los 65 años.

Por ocupación de los encuestados, son los estudiantes, que se corresponden con los vecinos más jóvenes, los que mejor valoran la evolución de la ciudad, ya que el 42,5 % estiman que ha mejorado o mejorado mucho; y también coincidiendo con los de mayor edad, son los jubilados o pensionistas los que tienen peor concepto: el 60 %. Siguen a estos últimos las personas que trabajan en el hogar y los autónomos.

Por recuerdo de voto en las municipales del 2015, los que mejor valoran la situación de la ciudad son, lógicamente, los que votaron a Compostela Aberta, ya que el 57,3 % declara que la ciudad ha mejorado o mejorado mucho, frente al 20,8 que valora que ha empeorado o empeorado mucho. Porcentajes aproximados arrojan las opiniones de quienes votaron al BNG (55,3 y 23,4 %). Los que apoyaron al PSdeG-PSOE están en un término medio (el 23 % cree que ha mejorado o mejorado mucho y el 58,3% lo contrario). Lógicamente, son los votantes del PP los que tienen peor concepto de la evolución de Santiago (76,6 %), mientras que solo el 7,4 % estima que ha mejorado. Y también los que recuerdan haber votado a Ciudadanos, con una mejoría que solo ve el 10 % y empeoramiento para el 80 %.

El Ensanche da la nota más alta a la oposición, pero no llega al aprobado en ningún barrio

El gobierno de Martiño Noriega solo consigue un aprobado raspado entre los vecinos de la zona centro-norte, que le dan un 5,22. En todas las demás áreas suspende, si bien se queda a un paso del aprobado (4,95) en el ámbito rural y su peor resultado se lo dan los residentes en la parte centro-oeste del concello, con una nota de 3,65. En total, el ejecutivo de Compostela Aberta obtiene una puntuación de 4,51, pero peor parada sale la oposición, ya que su labor se queda en una valoración global de 3,90. Los vecinos de la zona Ensanche-Suroeste son los más benévolos con la oposición, ya que le otorgan un 4,15 y los más críticos los del Sur-Este, con 3,70.

Por recuerdo de voto, solo los compostelanos que optaron por Ciudadanos hace cuatro años aprueban la labor de la oposición (5,44) y, lógicamente, son los que apoyaron a Compostela Aberta los que le dan la peor calificación, 3,35 puntos, seguidos de quienes depositaron en las urnas las papeletas del BNG, con un 3,56. Es llamativo que los votantes del PSdeG-PSOE también puntúan muy bajo a la oposición, entre la que se encuentra este partido (3,55). Los más críticos con el gobierno son los votantes del PP, ya que le dan un 2,69.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

En Santiago solo aprueba Sánchez Bugallo y Martiño Noriega pincha