El PP vincula 16 contratos «a dedo» con familiares del gobierno de Compostela Aberta

Acusan al alcalde de ser «el pionero» de este «neonepotismo» en la Administración


santiago / la voz

Al menos 16 contratos desde el inicio de mandato. Esos son los que Compostela Aberta (CA) ha concedido de forma discrecional, según el PP, a familiares de su gobierno, ya sea por «consanguinidad o afines». Se trata de contratos menores en servicios que suman 60.000 euros, aunque los populares se preguntan si «solo es la punta de un iceberg». Y piden explicaciones. Porque, «salvo que vínculos familiares que damos por públicos y notorios no fuesen tales, podemos asegurar» que el gobierno de Compostela Aberta «ha encargado contratos a dedo a familiares del alcalde y de concejales en al menos 15 ocasiones», señaló ayer Brunete, aunque la relación que manejan los populares recoge 16.

El grupo que lidera Agustín Hernández apunta a Martiño Noriega como responsable, y no ya como responsable último de la acción de gobierno, sino por entender que él abrió camino. «Con su pareja, Noriega levantó la veda de la contratación de parientes», apuntó el concejal popular en relación a una factura de 500 euros del 2016 de la sociedad Apiario, participada por ella, apuntan. «Fue el pionero del neonepotismo de la Administración pública que está siendo secundado por miembros de su gobierno». Porque esas contrataciones implican a «parejas, hermanas y quizás a cuñados» de miembros del ejecutivo: «del alcalde y al menos tres concejales y un miembro directo del equipo del regidor».

Brunete no cuestiona directamente la legalidad de esos contratos, aunque pedirán los expedientes para analizarlos. «En principio lo que denunciamos es un proceso que no se ajusta a la ética pública», relaciones contractuales «contra natura» y ante las que pregunta a Noriega si considera «ético, estético o ejemplar la contratación discrecional, a dedo, de familiares». El gobierno de «la marea de Compostela Aberta debe dar explicaciones». Y de momento le demandan que «demuestre la necesidad de una contratación externa en esos casos» y de que «era necesaria para el interés público la contratación de esas personas», porque, añade Brunete, «se están transfiriendo rentas de los compostelanos a familiares del gobierno». El grupo mayoritario de la oposición ve motivos «para cierta alarma social» y «para pensar» que CA «puede estar haciendo del neonepotismo familiar una práctica de gobierno». E insiste en conocer «en cuántas ocasiones han sido beneficiados familiares o parientes» del gobierno de CA, de forma directa o indirecta: con sociedades participadas por allegados o con otras donde esos allegados estén subcontratados, mercantil o laboralmente, por empresas que «previamente firmaron convenios o recibieron contratos municipales». El PP entiende que puede haber «una bolsa opaca de familiares» en esas contrataciones.

Una sola empresa, a la que asocia con la hermana de una edila, acumula catorce contratos 

Entre los contratos por los que preguntan los populares está uno del 2018 de Produccións Teatrais Excéntricas, vinculada «familiarmente» a una edila de CA. Se trató de una actuación de Quico Cadaval con A sombra das palabras. Su importe, 605 euros. El grueso de las contrataciones puestas en entredicho por el PP se las ha llevado una sola empresa (7H Sociedade Cooperativa Galega, de mediación y creación cultural), que entre finales del 2015 y mayo del 2018 ha facturado casi 58.000 euros en 14 contratos y que el grupo opositor vincula con la hermana de otra edila.

Los populares aportan una nota de la página web de dicha entidad con ocasión de la participación en una de sus iniciativas artísticas de Io Morales, a la que se refieren como «a nosa socia». Aunque el PP no aportó nombres de los ediles emparentados con esas contrataciones, en este caso se refería a Noa Morales, de Mocidade, y de cuyo departamento salieron «muchos de esos casos». En otros, los adjudica «otra concejala» de otra área. Los contratos con esa entidad van desde los 126 a los 14.362 euros. Cuatro de ellos superan los 10.000 euros.

Explicación de la cooperativa

La empresa 7H Sociedade Cooperativa Galega, de mediación y creación cultural aseguró tras las denuncias del PP que Io Morales ya no es socia de la firma, sino que trabaja como autónoma. «Os proxectos sempre foron en réxime de concorrencia competitiva e plenamente transparentes. Ningún contrato foi directo nin adxudicado a dedo», explicó Clara Rodríguez. La socia de la cooperativa aludida por el PP también hizo hincapié, al hilo de las acusaciones de Sánchez-Brunete, en que trabajan con la Xunta y con las diputaciones, además de con concellos con gobiernos de distinto signo político.

Brunete: «El equipo de Noriega debe aclarar el árbol genealógico de este parentesco contractual»

Para Alejandro Sánchez-Brunete, el gobierno deberá «aclarar el árbol genealógico de este parentesco contractual» y explicar «sus vínculos directos con esos adjudicatarios», porque «empezamos a temernos que tales contrataciones son mayores de lo que pudiéramos esperar» y que «corresponden a una voluntad consciente y específica considerando sus vínculos de parentesco con el gobierno municipal como principal causa del contrato».

El segundo de Hernández pregunta cuántos de esos contratos hay, porque no es fácil establecer esa relación en una «primera» aproximación como la que ha hecho su grupo, sobre todo en los que no llegan a 3.000 euros. Brunete reclama explicaciones «dado el riesgo de que en las próximas semanas se consume un golpe a la hacienda municipal mediante más contratos a dedo».

Noriega se escuda en la crítica al «xogo infame» del PP sin rebatir su denuncia

«Non é que os nosos contornos resulten beneficiados, resultan prexudicados», replica 

Alejandro Sánchez Brunete aún no había regresado de la rueda de prensa en la que relacionó a familiares de miembros del gobierno de Compostela Aberta con la adjudicación a dedo de contratos menores cuando Martiño Noriega llamó a su despacho al portavoz municipal del PP. Apenas unos minutos después, el alcalde informaba en una comparecencia de prensa de lo que allí se había tratado. «O que tiña que dicirlle a Agustín Hernández xa llo dixen hai escasamente 15 minutos. Creo que hai que estar moi desesperado para facer o que acaba de facer e traspasar determinadas liñas que non se deben traspasar», clamó el regidor, que insistió en relacionar con el contexto preelectoral unas denuncias que anunció que llevará a los tribunales pero que no llegó a rebatir, con el argumento de no hacer daño «a empresas e a xente».

«Moléstanme especialmente as referencias á miña familia e á miña parella, porque nunca traballou para o Concello», aseguró Noriega en alusión a Antía Otero, sobre la que señaló que se ha inhibido de participar en eventos en los que le correspondería estar como escritora, «como na feira do libro de Bos Aires».

Fue en este punto de la alusión personal donde Noriega se mostró más molesto. «Do que non se decata Agustín Hernández é de que os nosos contornos familiares non é que resulten beneficiados, é que resultan prexudicados por selo», sostuvo, para advertir acto seguido que «o que toca ao campo persoal xa se responderá pola vía xudicial. Nós neste xogo infame non imos entrar», recalcó. Interpelado por las denuncias en concreto, el regidor se recreó en su malestar: «Non teño nada máis que dicir. Estou tentando ser amable. O meu cabreo transmítese na miña xestualidade [...]. Xa lle dixen: ‘‘Tes que estar moi desesperado para facer o que acabas de facer’’».

Más allá de la acusación que le toca más de cerca, Noriega incidió en la coyuntura preelectoral de una denuncia que enmarcó en una situación de «desesperación» del PP compostelano. «Non sei se todo vale nos meses previos ás eleccións. Se todo vale, vai ser bastante desagradable, e ben que o lamento polas vítimas civís dos nosos contornos. Negamos a maior e rexeitamos un tipo de actitudes que son sinónimo de desesperación. Non imos ser copartícipes de danar a empresas e a xente», apuntó el alcalde, que destacó que proyectos señalados por el PP «teñen sido coparticipados pola Xunta e pola propia Deputación da Coruña».

Ajustar cuentas en las urnas

Noriega no escatimó reprobaciones contra Hernández: «Pensa o ladrón que todos son da súa condición. Estamos a falar dunha persoa que estivo investigada, á que a Xunta no seu momento [en la etapa del bipartito] lle abriu un expediente por incompatibilidade, e que forma parte dun partido que pensa que as institucións son o seu corralito». Acusó al portavoz de los populares de ser «correa de transmisión» de medios digitales que, dijo, difunden datos sin contrastar. «O que di do meu contorno familiar é falso, e díxenllo persoalmente».

Sugirió que el portavoz del PP dispone de encuestas de las que CA sale bien parada: «Sabe [Hernández] que se por algo se valora este goberno é pola proximidade e pola honestidade», proclamó.

Y esa, la de la rendición de cuentas en las urnas, fue la otra tecla que pulsó Noriega, además de la judicial. «En maio axustaremos contas democraticamente. O único que fan estas manifestacións é reafirmarnos en que, contra a mafia, democracia, participación e honestidade». Sugirió que Santiago es un «obscuro obxecto de desexo» que lleva a que el PP «traspase as liñas básicas da ética». A modo de remate, Noriega aventuró que vienen meses duros. «Haberá que tomar moito protector gástrico, porque vai ser infame».

La oposición reprueba el abuso de los contratos menores 

Las lecturas de los portavoces de los grupos de la oposición en Raxoi ante las denuncias vertidas por el PP se dividieron entre las del propio Agustín Hernández, que además de denunciante pasó a ser aludido por las réplicas de Noriega, y las de los representantes de PSOE y BNG, que aprovecharon la ocasión para volver a poner sobre la mesa un uso de los contratos menores por parte del gobierno de Compostela Aberta que juzgan abusivo.

Hernández devolvió al tejado del alcalde la pelota lanzada por su propio grupo. «El é que ten que dar explicacións, en troques de facerse o digno e falar de liñas vermellas que pon el», emplazó el portavoz popular, que reveló que la única vez en este mandato que encara su tramo final en la que había subido al despacho de Noriega fue para recriminarle un cómic en el que Hernández aparecía caricaturizado como el flautista de Hamelín y el resto de ediles del PP como ratones. «Se vexo que hai contratos nos que se favorece a amigos e familiares das mareas, teño que denuncialo. O alcalde ten que clarexar o que se está a denunciar», apremió.

Por su parte, el socialista Paco Reyes y la nacionalista Goretti Sanmartín coincidieron en recuperar la reprobación por el abuso de los contratos menores, un tema que ya ha sido abordado en varias ocasiones por el pleno de Raxoi. «Non coñezo a fondo o expediente, e non podo dicir se ten habido algún tipo de contratación ou de falta de ética. Pero no 2017 houbo máis de 900 contratos menores, que representaron o 41 % do total. É unha malísima xestión. O contrato menor é para cuestións moi concretas e estase a facer un abuso que pode dar lugar a situacións como as que está a denunciar o PP», advirtió Reyes. Recordó que el PSOE ya llevó al pleno una moción ante la que CA votó en contra y el PP se abstuvo.

Como su homólogo socialista, Goretti Sanmartín remitió a un informe de Intervención que alerta del abuso de los contratos menores por parte del gobierno municipal, al que la portavoz del BNG también reprendió por duplicar con creces el plazo máximo legal de 30 días para pagar a los proveedores. Eso sí, Sanmartín sí se mojó sobre las denuncias concretas del PP de que CA contrató con familiares y amigos: «Estou convencida de que algúns casos non son certos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El PP vincula 16 contratos «a dedo» con familiares del gobierno de Compostela Aberta