El CHUS recortó hasta 9.503 las pruebas diagnósticas pendientes

Electrofisiología logra el mejor dato en el último año, y solo radiología empeora


santiag0 / la voz

El Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) tenía pendientes de realizar 9.503 pruebas diagnósticas a 31 de diciembre del 2018, señalan los datos oficiales del Sergas. De esta cifra, 7.669 eran de radiología, 1.353 endoscopias, 269 de electrofisiología, 211 estudios diversos, y 1 de medicina nuclear.

La información indica que solo una resonancia magnética esperaba desde hace más de un año. Del resto de las pruebas, la demora media de 474 se situaba entre 6 y 12 meses; 1.451, entre 3 y 6 meses; y las 7.577 restantes hasta un máximo de tres meses de media. Eso supone que el 25 % (una de cada cuatro pruebas) esperan entre 3 meses y un año de media hasta que se realizan, según la información del Sergas. La gerencia del área sanitaria compostelana matiza que «os esforzos centráronse na súa priorización e na realización daquelas que máis valor asistencial aporten».

La mayor espera media reconocida por el Sergas era para realizar una ecografía genitourinaria, de 100 días. Le seguían, para efectuar una ecografía de mama, 96,1 días; una endoscopia digestiva, 95,5 días; un estudio del sueño, 83,9 días; o una ecografía tiroidea, 84,3 días de espera media.

La gerencia valora, por su parte, que «a demora media para unha proba radiolóxica é de 51,7 días, case 4 días menos que o ano anterior, destacando a redución das esperas para unha resonancia magnética (34 días menos de demora)».

Trabajo pendiente

Entre las pruebas con más trabajo pendiente de atender destacaban a 31 de diciembre último, según el informe del Sergas, las de radiología convencional, con 2.140; ecografía abdominal, 1.845; resonancia magnética, 1.393; endoscopia urológica, 1.353; endoscopia digestiva, 1.293; ecografía ginecológica, 559; y las restantes, menos de esta última cifra. La Administración sanitaria autonómica facilita datos de un total de 31 pruebas. Más de la mitad, 17 de ellas, son de radiología. Medicina nuclear, que suele ser la especialidad con menos demanda pendiente, destaca especialmente en esta ocasión, con solo un estudio de PET en espera y 4 días de demora media, según la información oficial. La gerencia del área sanitaria resalta que en medicina nuclear se recortó la demora media en diez días menos respecto al año pasado.

En la comparación de los últimos cinco años, el 2018 fue el que finalizó con menos pruebas diagnósticas pendientes de realizar en el CHUS, y el único que tenía menos de 10.000 en espera (eran 10.431 el 31 de diciembre del 2017; 10.135 en el 2016; 11.130 en el 2015, el que más del período; y 10.387 en la misma fecha del 2014). Pero el 2018 es también, del quinquenio, cuando más pruebas de radiología quedaban en espera.

El mejor registro del último año fue para electrofisiología, con 550 menos que el mejor de las cuatro anualidades anteriores; y solo un 13 % si se compara con el peor dato, las 2.046 pruebas en espera de finales del 2015.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El CHUS recortó hasta 9.503 las pruebas diagnósticas pendientes