Diana Muñoz: «Lo que la mayoría quiere del 2019 es aprender a poner límites al trabajo»

Realizará hoy su segundo taller en Santiago para alcanzar los propósitos de este año


Santiago / la voz

¿Qué quiero lograr en el 2019? En este agujero negro de buenos propósitos pocas veces realizados se ha metido de lleno un grupo de aventureros, dispuestos a que este año las cosas cambien y mejore su vida significativamente. Pero esta vez no lo hacían solos. Los acompañaba una experta en educación emocional, Diana Muñoz Leira, una viguesa afincada en Milladoiro que lleva cuatro años ejerciendo como coach para personas y empresas.

La avanzadilla fue el martes, en una primera sesión en Compostela. El jueves hubo una segunda expedición, sobre los escombros aún calientes de los propósitos de Año Nuevo, en Pontevedra; y esta tarde será la última, de nuevo en la capital gallega. En total, 30 personas se enfrentaron a una cuestión que, aunque redundante, no es menor.

¿Y qué esperan los santiagueses del 2019? «Lo que la mayoría quiere es aprender a poner límites al trabajo y priorizar la gestión del tiempo a nivel profesional. La mayor parte de las asistentes, porque eran mujeres sobre todo, manifestaron su intención de dedicarse más tiempo a sí mismas. El deporte es una constante, la aspiración a llevar una vida menos sedentaria, y la de saber compaginar el tiempo que dedicamos al trabajo frente a la vida social o al esparcimiento personal», contesta Diana Muñoz, con un título de coaching por la Universidade da Coruña y un posgrado de especialización.

En todo caso, confirma Muñoz, las metas no cambian sustancialmente entre compostelanos y pontevedreses, pues hay una circunstancia compartida que afecta a esta sociedad, subraya: «Es consecuencia del ritmo de vida que llevamos en el día a día, no solo las mujeres trabajadoras, también las que se dedican al cuidado la casa van a un ritmo acelerado. Forma parte de una rutina y no nos paramos a pensar qué estamos haciendo, qué queremos dejar de hacer o a qué queremos dedicar realmente nuestro tiempo. Para eso hace falta parar, hacer una pausa, y reflexionar».

Del pensamiento a la acción

Es frecuente, indica la coach en base a los talleres que ha impartido estos días, que «tengamos pensamientos sobre qué queremos de este año, pero nunca nos paramos a escribirlos ni llegamos a concretarlos para ver cómo y qué quieren hacer para que se produzca este cambio». La fórmula elegida para inducir a la reflexión por Muñiz fue un taller de Points of You.

«Es una herramienta con la que se trabaja a través del juego y permite afrontar desde distintos puntos de vista nuestras vidas. Se basa en fotografías y palabras muy inspiradoras», apunta. «Utilizamos preguntas poderosas, como se les llama en el coaching, y ellos contestan observando esas imágenes, con las que trabajamos la parte más intuitiva y emocional del cerebro, el hemisferio derecho, y el izquierdo con las palabras. Intentamos pensar fuera de la caja, de forma diferente. Al final, siempre hacemos las mismas cosas de la misma manera y la respuesta puede ser otra», continúa la vecina de Ames.

Otro de los elementos en los que se apoya son narraciones evocadoras. «Con todo esto abrimos la mente para que afloren ideas nuevas y las pulimos de forma colaborativa, con el resto del grupo. Eso nos obliga a expresarnos y oír preguntas de personas que no nos conocen de nada, por lo que la reflexión es muy diferente a cuando hablas con un conocido», subraya. La coach considera que este es el momento del año indicado para pensar en cambios, revisar «las tendencias del 2018 y decidir qué quiero evitar que se repita».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Diana Muñoz: «Lo que la mayoría quiere del 2019 es aprender a poner límites al trabajo»