Doscientos litros de sangre pasan todos los días por aquí

Los laboratorios de la Axencia de Doazón, ubicados en Santiago, procesan todas las donaciones que se hacen en Galicia


Santiago

Dicen de la gente sin ánimo que no le corre por las venas, de la realeza que les brota azul y García Lorca la inmortalizó en una trágica boda. Cada ser humano tiene una media de cinco litros de sangre, el oro rojo que transporta las células necesarias para realizar funciones vitales. Muchos la donan. Y toda pasa por este centro. Por los laboratorios de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS), ubicada en el campus universitario de Santiago. Aquí llegan, todos los días, unos doscientos litros de sangre, aquí se clasifica, se procesa y se distribuye. El destino, 32 hospitales públicos y privados de la comunidad gallega. Aunque ese no es el objetivo final, sino el paciente, de vena a vena para dar vida.

¿Qué se hace en este centro? ¿Cómo se procesa, se clasifica y se analiza la sangre? Trazabilidad, seguridad y ritmo. Son las tres máximas de los profesionales que trabajan en estas instalaciones. Trazabilidad, porque la donación es anónima y altruista, pero si en cualquier momento surge un problema hay que poder identificar perfectamente cuándo se realizó esa donación, aunque fuese años atrás. Seguridad, porque a las pruebas a las que están obligados por norma la agencia suma otras adicionales. «En estos centros la calidad no es un valor añadido, es una obligación», explica Marisa López, directora de ADOS. Y ritmo, porque el proceso no para. La agencia está abierta las 24 horas del día y los 365 días del año.

Cada mañana las diez unidades móviles salen a distintas localidades gallegas. A ellas se suman los siete puntos fijos, ubicados en los principales hospitales. La vuelta se realiza en dos turnos. La sangre llega al centro al mediodía y por la noche. Y en ambos casos arranca el mismo proceso. Lo explica María Adelantado, jefa del área de sangre de la agencia, «lo primero que hacemos es una prueba rápida para determinar el grupo sanguíneo, y después el contrapesado, para que la centrifugadora funcione». Cada unidad son 450 mililitros, y se producen al día una media de entre 350 y 450 donaciones «aunque hoy superamos las 500», recuerda Adelantado. En total, una media diaria de 200 litros.

Las plaquetas solo se conservan siete días a 22 grados, el plasma a -30, y los hematíes a cuatro 

En todo momento se mantiene una temperatura estable, de unos 22 grados, debido sobre todo a la fragilidad de las plaquetas. Cuando las bolsas salen de las centrifugadoras, cada elemento puede diferenciarse claramente: debajo, los hematíes, de un rojo intenso; encima, el plasma, amarillo; y en el medio, una fina línea, la denominada capa leucoplaquetaria. Es una cadena de producción rigurosa. Separados los componentes, aunque en la misma bolsa, toca repartirlos. De eso se encarga la máquina fraccionadora bajo la atenta mirada de Cristina, una de las técnicas del centro. Las plaquetas se quedan en la bolsa original y los otros componentes pasan a sus unidades correspondientes. En el caso de los glóbulos rojos o hematíes se les añade una solución aditiva para que se conserven, y posteriormente se filtran para eliminar cualquier resto de glóbulo blanco, ¿por qué?, «no sirven para nada y dan reacciones febriles al paciente», dice María. Finalmente se conservan a cuatro grados durante un plazo máximo de 42 días.

Galicia también bate récords en trasplantes

Elisa Álvarez

La comunidad gallega registró en el 2017 un total de 340 intervenciones, la más alta de su historia

Los hospitales gallegos registraron en el año 2017 un total 340 trasplantes, la cifra más alta desde que hay actividad trasplantadora en la comunidad. Son 41 más que en el 2016, en concreto 106 de riñón, 105 de hígado, 48 de pulmón, 26 de corazón y 1 de páncreas. Tal y como ocurre en el resto del Estado, el porcentaje de donantes por accidente de tráfico baja cada vez más, hasta llegar al 3 %, mientras que la causa principal de muerte de los donadores son los accidentes cerebro vasculares. En Galicia, la edad media de los donantes fue de 62 años, mientras que otro de los datos destacados por el Sergas es el aumento del donante vivo, ya que uno de cada cinco trasplantes de riñón se realizan mediante este sistema. 

Seguir leyendo

No todos los componentes de la sangre aguantan tanto. Las plaquetas solo pueden mantenerse siete días. También se les añade una solución aditiva, deben estar en agitación permanente, no apiladas y a 22 grados. El armario plaquetario las conserva en baldas que hacen oscilar sistemáticamente las bolsas.

Y finalmente está el plasma, que se utiliza de dos formas. La mayoría, el 85-90 %, se congela en menos de 24 horas y se almacena por debajo de 30 grados. Se envía a una empresa autorizada y se producen fármacos derivados del plasma que se remiten a las farmacias hospitalarias. El otro pequeño porcentaje se somete a una técnica de reducción de patógenos que aunque no es obligatoria permite mejorar el proceso. Se congela en fresco y puede estar almacenado dos años. Es un producto que se destina a pacientes muy delicados, por ejemplo los grandes quemados.

Las unidades llegan en dos turnos, al mediodía y por la noche, y comienza el procesado

¿En qué se utiliza?

Galicia necesita entre 400 y 500 donaciones diarias para mantener la actividad asistencial. Los glóbulos rojos son el principal componente al que se recurre en las intervenciones quirúrgicas, pero en operaciones complejas, como un trasplante, pueden llegar a precisarse unidades de los tres componentes. ADOS distribuye a 32 hospitales públicos y privados de la comunidad. Un programa informático permite conocer al momento la situación de stock de cada centro. Diariamente se hace una distribución ordinaria, y existe un servicio urgente que funciona todos los días del año. «Todos los hospitales ? dice Adelantado? hacen una gestión racional de la sangre, es decir, los índices de consumo son muy responsables».

Mientras, el laboratorio analiza

Mientras esto se realiza con las unidades que se van a destinar a otros pacientes, el laboratorio de biología molecular hace exhaustivos análisis de la sangre. Hemograma, detección de enfermedades transmisibles, y además por doble vía, porque al test serológico se une una prueba por PCR. ¿Qué permite? Que si un paciente contrae un virus pueda detectarse unos nueve días antes que en el test ordinario. Además, se envían al donante los resultados de un hemograma para que conozca su estado de salud y agradecer así un gesto que realizan miles de gallegos, y que todos los días salva vidas.

El grupo sanguíneo más raro

A todo el mundo le resultan familiares grupos sanguíneos como el A positivo o el 0 negativo, que además es donante universal, pero hay personas cuyo RH es una singularidad. Son los fenotipos raros, que suponen para la Axencia un reto porque hay que garantizar que estas personas puedan recibir una donación en caso de necesidad. Null o Cellano son algunos de estos casos, por lo que cuando en una análisis rutinario se detectan estos grupos se propone a los usuarios que hagan una donación para criopreservarla y poder usarla así en caso de urgencia. Además, hay una red conectada en toda España para avisar a este tipo de donantes, cuando un paciente necesita sangre de fenotipos raros. 

¿Y cuántas unidades se rechazan tras una donación? Tanto Marisa López como María Adelantado coinciden en que el porcentaje es muy pequeño. Y lo es por dos motivos, porque la entrevista que hacen los profesionales antes de la extracción es completa, y porque los propios donantes están concienciados e informan de cualquier incidencia que pueda impedir este acto. Y es que a los requisitos generales de edad, peso y ausencia de determinadas enfermedades se unen otras circunstancias especiales que impiden llevar a cabo una donación, como estar tomando algún tipo de medicamento, haber viajado recientemente a países con determinadas enfermedades endémicas o tener fiebre.  

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Doscientos litros de sangre pasan todos los días por aquí