Raxoi recurre a la bici eléctrica tras los fracasos para impulsar este medio de transporte

Liga a la gestión publicitaria de las marquesinas un servicio que cree que será deficitario


santiago / la voz

Las bicicletas eléctricas llegarán a Santiago ligadas a las nuevas marquesinas de las paradas del autobús urbano, anunció el concejal de Mobilidade, Jorge Duarte. La iniciativa pretende ligar la rentabilidad del uso de las marquesinas como soportes publicitarios a la instalación de las estaciones de bicicletas. La idea es que la empresa adjudicataria de las marquesinas se comprometa a colocar, al menos, ocho estaciones de bicicletas eléctricas. Las empresas serán las que determinen los lugares que, en cualquier caso, serán los puntos más estratégicos de la ciudad, y que podrán ser, entre otros, las estaciones de autobuses y ferrocarril, o en el entorno de los campus universitarios.

Duarte explicó que, a la vista de los malos resultados obtenidos con la experiencia de hace unos años con las bicicletas mecánicas, la instalación de las eléctricas tiene que estar ligada a otro servicio rentable, porque las bicis por ahora no lo son. «A intención é ligar un servizo a outro, compensar un servizo deficitario con outro que é rendible», dijo. Tampoco considera acertado que el Concello asuma la instalación de las estaciones ni la compra de las bicicletas eléctricas, debido al elevado coste de este servicio.

El uso publicitario de las marquesinas de los autobuses vendría a dejar unos ingresos en el Ayuntamiento, y la empresa se encargaría del mantenimiento también de las estaciones de bicicletas, con el fin de que poco a poco cuaje la iniciativa entre los compostelanos.

Si bien en el pliego de condiciones se fijará la instalación de ocho estaciones, el concejal considera que la ciudad podría llegar a soportar hasta 40 emplazamientos de bicis eléctricas. En el concurso, las empresas podrán ofrecer mejoras, entre las que estarían, entre otras cosas, un mayor número de estaciones de aparatos eléctricos, por lo que en función del resultado del concurso habría más oferta en otros puntos de la ciudad.

En cuanto a las marquesinas de las paradas del transporte urbano, el concejal de Mobilidade señaló que la empresa que se haga con la concesión municipal tendrá que encargarse del mantenimiento de las 140 marquesinas que actualmente están instaladas en el municipio, mayoritariamente en la zona urbana. Además, la concesionaria tendrá que asumir la instalación de nuevos elementos para ampliar la red a otros puntos de la ciudad y también del ámbito rural, donde exista más déficit de cubiertas en las paradas del autobús urbano e interurbano.

El concejal Jorge Duarte indicó que el pliego de condiciones de ambos servicios está en fase de borrador, y la intención es que pueda ser aprobado en el primer trimestre de este año. La puesta en marcha del servicio dependerá del resultado del propio concurso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Raxoi recurre a la bici eléctrica tras los fracasos para impulsar este medio de transporte