Aurora Fernández: «Non tratamos de excluír ao home, e si que participemos todos por igual»

Con Aurora al frente, la asociación Alecrín de mujeres rurales de Melide, de 240 socios, multiplicó por siete su masa social en solo tres años


melide / la voz

Es buena gente. Se lo da la cara. Los ojos, que no mienten, acompañan la sonrisa que esboza de oreja a oreja cuando afirma: «Non me podo estresar, aínda que o estou facendo coa asociación todos os días». A Aurora Fernández no le falta trabajo, pese a que problemas severos de salud privaron hace una década al mercado laboral de una mujer dinámica, con iniciativa y formación en administración de empresas. Son cualidades que pone al servicio de manera altruista de uno de los colectivos sociales más activos de Melide, donde hace tres años y medio se puso al frente de Alecrín, la asociación de mujeres rurales de la comarca.

«Vin que non había moitas asociacións que fixeran cursos e actividades, sobre todo para as mulleres, e vexo que no rural, ás veces, se senten moi soas, co que participar nunha actividade e relacionarse con outras significa moito», recuerda Aurora las raíces de la entidad, que nació con 35 socias, un par de actividades -bailes de salón y yoga- y charlas de temática sanitaria. Estos días, desde Alecrín agradecen, a través del perfil en Facebook de la asociación, alcanzar los 240 asociados, que, por 10 euros al año, tienen a su disposición un completo programa de actividades. A las propuestas iniciales, que se mantienen, se sumaron progresivamente otras como manualidades, calceta, ganchillo, patchwork y senderismo cultural. Y a esa oferta, que también incluye talleres, se incorporarán próximamente cursos de informática, de estilismo, y de patronaje y confección, entre otras ideas como impulsar un encuentro de asociaciones de mujeres rurales con presencia en la comunidad.

En el diseño de las propuestas «sempre tratamos de preguntarlle aos socios que lles gustaría que fixeramos», comenta la presidenta de Alecrín, convencida de que «sen eles non facemos nada». La inmensa mayoría de la masa social del colectivo son vecinas de Melide, pero también las hay de Santiso, Toques, Arzúa, Teixeiro, y, entre todas ellas, con edades desde 20 hasta 80 años, el género masculino también tiene representación, aunque testimonial. «Non tratamos de excluír ao home, senón que participe todo o mundo por igual», afirma Aurora Fernández, que cree a pies juntillas en el asociacionismo: «Cantos máis sexamos, máis forza facemos para todo», afirma. También a ciegas en el esfuerzo: «Se non se traballa é escusado facer a asociación», dice. Y, de igual modo, en la formación: «Temos como norma que as actividades as imparta un profesional», cuenta. Son las tres claves del éxito de un colectivo detrás del que están cuatro mujeres «que o principio tiñamos que chamar ás asociacións e aos profesionais para que nos viñeran impartir as charlas temáticas que ofrecemos, e agora son eles quen nos chaman a nós ofrecéndose para darse a coñecer», cuenta, a modo de anécdota Aurora, a quien acompañan en la directiva del colectivo Emérita Varela, Sabela Santín y María José Seoane.

La presidenta de Alecrín predica con el ejemplo y no dudó en asistir a un curso de dinamización comunitaria, durante 850 horas, para llevar las riendas de la asociación de mulleres rurais de la comarca de Melide como Dios manda, o como tiene que ser. «Sabía que me ía ser de utilidade para a asociación e, en efecto, axudoume a facer moitas cousas que non sabía facer», apunta Aurora Fernández, que ve recompensando el tiempo que le resta a su familia para dedicárselo al colectivo por la satisfacción de ver a los socios «disfrutar, contentos» y de comprobar que las actividades «sonlles de utilidade», afirma. Pero, «ademais de formación, e de horas de desconexión dos traballos e obrigacións, créanse lazos de amizade», subraya, por encima de todo, la presidenta de Alecrín, que, cuando hace 22 años puso el pie en Melide para quedarse, se llevó de Galegos, la parroquia de Frades en la que nació, el espíritu de su gente. «É moi dinámica e con moito movemento cultural», cuenta la mujer.

El colectivo. Nació con 35 socias y hoy son 240. Tiene una amplia oferta lúdico-formativa.

Festival de bailes latinos. En Alecrín trabajan en una segunda edición para julio. En la primera reunieron a 800 personas de escuelas de baile de toda Galicia. Fue, además, un éxito de público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Aurora Fernández: «Non tratamos de excluír ao home, e si que participemos todos por igual»