El Gaiás dice adiós a los escaques

M. GARCÍA SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

Gran actuación de los hermanos Cereijo y de Cacheiro en el Mundial

16 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La Cidade da Cultura bajó el telón después de once días y más de cuatro mil partidas disputadas en el Mundial de Ajedrez de las categorías sub 8, sub 10 y sub 12. Participaron más de ochocientos deportistas provenientes de los cinco continentes y solo 18 pudieron subirse al podio.

Son cifras indicativas de la dimensión de un campeonato que probablemente llegaría a más gente si los costes de desplazamiento y de entre trece y quince días de estancia fuesen algo más accesibles.

Hay academias y clubes con un poder económico para desplazar entrenadores y jugadores sin mayor problema. Pero también hay ejemplos en el otro extremo, como el de una niña argentina que pudo inscribirse y tomar parte en la gran cita intercontinental porque el pueblo en el que vive se volcó para que pudiese hacer frente a todos los gastos.

El precedente de Brasil

En la anterior cita intercontinental, en Brasil, no hubo representación española. Habrá que ver en la siguiente si la experiencia del Gaiás anima a los jugadores y a sus familias a hacer el esfuerzo de abrir un paréntesis de un par de semanas para poder competir contra los mejores jugadores del mundo.

El Gaiás dice adiós a los escaques que durante semana y media han sido protagonistas de una actividad deportiva sin tregua de la que guardarán un muy buen recuerdo todos los participantes y, especialmente, los que competían en casa.

Es el caso de Diego Cacheiro, que partía en el ránking como el 118, acabó en el puesto cuadragésimo y llegó a la última jornada entre los treinta mejores en la categoría sub 10. También completaron un expediente brillante en este tramo de edad los hermanos Cereijo. Noa terminó en el puesto 51, mientras que Álex lo hizo en el 75. El tiempo que dedicaron a preparar el campeonato dio sus frutos.

En sub 12, el vigués Xulio del Prado, que partía como el nonagésimo séptimo en el ránking, consiguió completar el Mundial en el puesto 42.

El Campeonato del Mundo disputado en la Cidade da Cultura pone el punto y final a un año histórico para el ajedrez santiagués, después de que el pasado mes de septiembre se celebrase la primera edición del Maxistral Cidade de Compostela.