Avelino García, el negreirés que salió vivo del campo nazi de Mauthausen

Ingresó en enero de 1941 junto al fotógrafo Francisco Boix y estuvo casi cinco años


negreira / la voz

Francisco Boix Campo fue un fotógrafo y militante comunista español que tras haber luchado en el ejército republicano durante la Guerra Civil marchó exiliado a Francia, y durante la Segunda Guerra Mundial estuvo internado en los campos de concentración nazis. En el de Mauthausen (Austria), fue el autor de un gran número de fotografías que en la posguerra fueron utilizadas para inculpar a dirigentes nazis y miembros de los campos de concentración. Este catalán que falleció el 7 de julio de 1951 y es conocido como el fotógrafo de Mauthausen inspiró la película dirigida por Mar Targarona y protagonizada por el actor Mario Casas, que acaba de estrenarse en las salas de cine. Menos conocida es la historia de Avelino García García, un exiliado español que nació en Negreira y que coincidió con Francisco Boix en Mauthausen. Avelino García sobrevivió tras casi cinco años como prisionero.

La investigación corresponde al trabajo de José Manuel López Tuñas, quien fue profesor de Historia y alcalde negreirés. Cuenta que a través del amplio trabajo publicado por el historiador e investigador Benito Bermejo, el prestigioso especialista en el estudio de los deportados españoles a campos de concentración nazis, tuvo acceso a la relación de españoles en Mauthausen y sacó una lista de los que eran gallegos. «Sorprendeume que había unha persoa de Negreira, e a partir de aí, empecei a contrastar os datos para saber como un señor de Negreira chegou a estar alí. Entón, fun ao Rexistro Civil e saquei a partida de nacemento, onde viñan os seus datos e da súa nai, que era a única familia que tiña, porque era fillo de solteira, e a nai tamén o era. Chamábanlle Isolina García, a da Xalleira, e era da aldea de Maio Pequeño, en Liñaio», relata López Tuñas.

Exiliado a Francia

En la partida de nacimiento de Avelino García figura que fue inscrito el 20 de abril de 1914 en el Registro Civil «días máis tarde do seu nacemento real, porque queda constancia que a nai carecía de medios para telo feito antes», apunta López Tuñas, por lo que intuye que a los 22 años, en 1936, debió pillarle la Guerra Civil haciendo la mili y estaría en el bando nacional. Sabido es que antes del final de la contienda, miles de españoles cruzaron la frontera a Francia. López Tuñas se puso en contacto en el año 2007 con el Ministerio de Exteriores de Austria, «e en cousa de dez días contestáronme cos datos que tiñan sobre Avelino, que estivo no campo de prisioneiros de guerra coñecido como Stalag, concretamente en Fallingbostel, na fronteira con Alemaña, con milleiros de traballadores que formaban parte da Compañía de Traballadores Extranxeiros», distribuidos desde las costas del Canal de la Mancha hasta la frontera con Suiza.

A través de la información remitida desde Austria, el investigador negreirés tuvo conocimiento de que Avelino García fue deportado a Mauthausen el 27 de enero de 1941 con el número 6.794 y liberado el 5 de mayo de 1945: «Mauthausen tiña 49 subcampos, como o de Gusen, onde faleceron 44.602 prisioneiros, ou o Castelo de Hartheín, no que entre xaneiro de 1940 e decembro de 1944 foron exterminadas 18.269 persoas».

La conclusión es que Avelino García y Francisco Boix estuvieron en el mismo campo de concentración, en Fallingbostel y fueron deportados el mismo día a Mauthausen. El célebre fotógrafo lo hizo con el número 5.185, por lo que se deduce que tuvieron que conocerse «e estiveron alí ata o 5 de maio de 1945 en que foron liberados polas tropas estadounidenses, aínda que en realidade os nazis escaparan dous días antes, pero para recibilos xa estaban eles esperando cunha pancarta histórica: "Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras"». La fotografía histórica fue realizada por el propio Francisco Boix.

Hace una década, José Manuel López Tuñas intentó indagar más sobre la vida de Avelino García y encontrar respuestas a sus preguntas en torno a cómo llegó a un campo de concentración nazi como Mauthausen. Lo intentó con vecinos de Maio Pequeno, pero la información fue más bien escasa. La última pista que tuvo lo llevó al Consulado de Venezuela en Vigo, donde la ley de protección de datos le impidió tener acceso a la petición de una pensión económica cursada al Estado español, por lo que intuye que llegó a vivir en Venezuela y que bien pudo regresar a Galicia y establecerse en alguna zona que no fuese Negreira, una vez que ya no tenía familiares aquí.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Avelino García, el negreirés que salió vivo del campo nazi de Mauthausen