La policía desarticula una banda que promovía la prostitución y mendicidad

Tres personas extranjeras están detenidas y se liberó a diez víctimas en la ciudad


Santiago / la voz

Dos personas de nacionalidad rumana y una mujer colombiana han sido detenidos por la Policía Nacional en Santiago, e ingresaron en prisión preventiva, como presuntos integrantes de una red internacional de trata de seres humanos con fines de explotación para la mendicidad y para la prostitución. Una de esas personas se considera que es la principal responsable de la organización. Se ha liberado asimismo a diez personas, cuatro varones y seis mujeres, víctimas de esa actividad delictiva. También se han cursado tres órdenes europeas de detención y extradición para otros de sus miembros, residentes fuera de España.

La investigación policial detectó cómo la organización captaba a sus víctimas en Rumanía. Elegían personas preferentemente con discapacidades físicas y psíquicas y las convencían para trasladarse con falsas promesas de ofrecerles vivienda y trabajo en actividades hosteleras.

Algunas de esas personas se desplazaron a España acompañadas incluso de familias. Después favorecían su desplazamiento hasta A Coruña, donde se les alojaba en infraviviendas, que controlaba la organización.

Limosna, mimos, sexo

Los inmuebles donde alojaban a las víctimas presentaban unas condiciones de salubridad, higiene y seguridad deplorables, donde las víctimas permanecían hacinadas, señala la policía.

Después, les obligaban a mendigar por las calles de Santiago «pidiendo limosna de rodillas durante jornadas que duraban todo el día sin importar las condiciones meteorológicas. También ejercían como mimos o estatuas humanas, recaudando dinero sin tiempo para descansar ni comer. Todo el dinero recaudado era entregado inmediatamente a los cabecillas», agrega.

Además, verificaron cómo algunas de las víctimas femeninas fueron obligadas a ejercer la prostitución en un club de Santiago «donde eran amenazadas y controladas en todo momento por la dueña del local. Una de las víctimas sufrió agresiones sexuales de forma continuada por el líder de la organización y fue obligada a tomar píldoras abortivas», resalta el relato policial.

«Los detenidos no dudaban en amenazarles, tanto a ellos como a sus familiares, para que practicaran dicha actividad y se mostraban especialmente violentos cuando algunas de estas personas enfermaban y no podían salir a la calle», según la policía.

En el registro de una vivienda de Santiago consiguieron evidencias de la actividad delictiva. Entre ellas diversos objetos utilizados para las actividades callejeras, como disfraces y pelucas.

La policía dispone del teléfono de la trata, el 900 105 090, y el correo trata@policia.es, atendidos por especialistas las 24 horas. Desde octubre del año pasado han recibido más de 2.000 comunicaciones. En ese período se ha detenido a 1.200 personas vinculadas a organizaciones criminales y se ha rescatado a 290 víctimas, según informa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La policía desarticula una banda que promovía la prostitución y mendicidad