Y la luz se hizo en Rebordaos

Tras cinco días sin suministro, la comercializadora lo repuso sin avisar a los afectados


santiago / la voz

Manuel de Barros no daba crédito ayer al giro sufrido en su relación con las empresas eléctricas. Tras estar sin luz en su casa desde el pasado jueves, en la tarde del lunes la familia había aceptó el ofrecimiento de un vecino para sacar un cable y engancharse a su red. Hasta aquí, un alivio para la familia de Manuel de Barros y un ejemplo de solidaridad entre los vecinos de Rebordaos que permitió a los afectados volver a la modernidad y contar con un suministro digno para alumbrarse en casa y poner a funcionar los aparatos domésticos más básicos. Hasta entonces un generador les había permitido «ir tirando», aunque, señalan, «con un consumo elevadísimo de combustible para que funcionara».

Lo curioso del caso es que, después de que por un error Gas Natural cediera a EDP el contrato de Manuel de Barros sin su permiso y asignara además su número de identificación a otra persona, su vivienda recuperó la luz también sin recibir ningún tipo de notificación ni aviso de la empresa. «De repente, nos dimos cuenta de que el cable que teníamos enganchado a la casa del vecino estaba suelto y que los fusibles estaban levantados. Y aún así teníamos luz», explicaba en la mañana de ayer sin salir de su asombro. Supone que «algún técnico fue a casa, hizo algo para reponer el servicio», pero no habló ni con ellos ni con su vecino. «Trabajó fuera de casa, manipuló lo que le pareció y no nos avisó», explica.

El vecino de Rebordaos considera que, de la misma manera que vivieron una situación kafkiana cuando les cambiaron de compañía comercializadora y les cortaron el suministro eléctrico por impago cuando no recibieron las facturas desde marzo, ahora «nos reponen la luz después de la denuncia pública en La Voz, y nadie nos dice nada». El colmo de todo es que ahora mismo Manuel de Barros no sabe cuál es la compañía que tiene su contrato. «Supongo que será Gas Natural [ahora Naturgy], donde siempre estuvimos y de la que no queríamos irnos, pero también podría ser EDP, que es la compañía a la que nos pasaron sin permiso», apunta. Su intención ahora es «poner todo en manos de un abogado para que aclare los detalles, porque desde luego no seré yo quien asuma las culpas de sus errores». De Barros lamenta que, pese al rocambolesco episodio, «nadie de ninguna de las tres empresas implicadas llama para dar una explicación y para pedir disculpas por los daños».

«No sé qué pasará con la deuda»

Manuel de Barros no paga el suministro eléctrico de su casa desde marzo pasado, cuando su compañía dejó de mandarle los recibos al banco. Durante estos meses, las facturas con su número de identificación (CUS) supuestamente estaban llegando a la dirección dada por una vecina de la misma aldea, que sí había comunicado su intención de cambiar de compañía. A juzgar por el corte de luz sufrido el pasado jueves en la casa de Manuel, el afectado cree que la vecina devolvió los recibos que no eran suyos y, al acumularse impagos, la empresa cortó el suministro.

Ahora, al descubrirse la cadena de errores, Manuel de Barros apunta que «al llamar a Gas Natural me dicen que la casa tiene impagos, deudas, pero yo creo que son ellos los que cometieron el error, y debería buscar una solución». De hecho, el afectado espera que alguien de Gas Natural, «que es mi empresa», se ponga en contacto con él para aclarar todas sus dudas. «No sé qué pasará con la factura de luz acumulada desde marzo», subraya. No sabe si tendrá que pagarle a Gas Natural o a EDP. Ni siquiera tiene claro si deberán pagar, porque, abunda, «las facturas no están a mi nombre, y que yo sepa las casas no firman contratos». Además, recuerda que «yo no firmé autorizando el cambio».

El vecino de Rebordaos apunta que la solución llegó cuando llamó a Gas Natural y, dejando a un lado todos los errores, pidió un «cambio de compañía y de titular para un CUS concreto. Todo por teléfono y sin justificar si era yo o no». De hecho, lo hizo su hijo. «Esto quiere decir que cualquier persona puede hacerse con un recibo y llamar por teléfono a una compañía para hacer un cambio sin que se confirme la identidad del titular».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Y la luz se hizo en Rebordaos