Una familia lleva cinco días sin luz porque le cambiaron sin avisar la comercializadora

El contrato, por un posible error, pasó a nombre de otro titular y otra empresa sin que los afectados fueran avisados

;
Una familia lleva cinco días sin luz porque le cambiaron sin avisar la comercializadora El contrato, por un posible error, pasó a nombre de otro titular y otra empresa sin que los afectados fueran avisados del cambio

santiago / la voz

En la vivienda de Manuel de Barros, en la aldea de Rebordaos (Santiago), llevan cinco días sin luz por una situación a la que eran ajenos hasta que el pasado jueves, a las 8.30 de la mañana, se encontraron, por sorpresa sin suministro eléctrico. Al ponerse en contacto con su empresa comercializadora, Gas Natural S. U. R., descubren que dejaron de ser sus clientes el pasado mes de marzo. «No recibimos ninguna notificación ni aviso de que iban a cambiarnos de empresa, y por supuesto tampoco lo autorizamos nosotros», explica Manuel de Barros.

Ante semejante situación, la comercializadora les indicó que se pusieran en contacto con Unión Fenosa, que es la distribuidora. «Al llamar nos encontramos con otra situación kafkiana: nos dicen que ellos no pueden ayudarnos y que nuestra empresa es Hidrocantábrico, de la que nunca había oído hablar. Después de buscar en Internet descubrimos que es de EDP», explica.

Los vecinos se quejan de que ni su empresa ni la distribuidora fueron capaces de aportar soluciones. «Fuimos nosotros los que tuvimos que descubrir que el problema está en que EDP utilizó el número de identificación de nuestro contrato cuando realizó el cambio de empresa de otra vecina», pero «son incapaces de reconocer su error, y las consecuencias de su mal hacer las pagamos nosotros». Aseguran que la empresa suministradora alega para justificar el corte que se produjo un impago, pero «nosotros no tuvimos impagos porque los recibos no llegaron al banco. Tenemos un certificado de la entidad que deja claro que no han llegado los recibos desde marzo».

Ahora la situación es que en la casa de Manuel de Barros solo tienen la luz que les presta un vecino a través de un cable, tras utilizar hasta ayer un transformador. Y ni siquiera en el Instituto Galego de Consumo, donde presentaron una reclamación, les aseguran que recuperarán el suministro en un tiempo razonable.

La única propuesta que podría permitir que recuperen la electricidad es pedirle a Gas Natural S. U. R. que recupere el contrato de Manuel de Barros, con su DNI correcto y su número de identificación. «Aunque tampoco sabemos cuánto tiempo más estaremos sin luz. De hecho, de la empresa llamaron el viernes para saber si ya la teníamos, y repitieron la llamada el sábado, pero seguimos sin electricidad. Y lo más increíble es que tampoco puedo saber si la empresa distribuidora nos ofrecerá el servicio mientras EDP no levanta la petición de corte de luz. La situación es tan absurda que, por protección de datos, no nos dan explicaciones, porque el contrato es oficialmente de otra persona, pero los afectados somos nosotros».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Una familia lleva cinco días sin luz porque le cambiaron sin avisar la comercializadora