Colecamiños habilita una pulsera para saber que el niño llega al aula

Tres centros adheridos al plan estrenan una medida que dará seguridad a las familias


santiago / la voz

En los colegios públicos Pío XII, Raíña Fabiola y Ramón Cabanillas prevén ultimar esta semana la instalación de los lectores de unas pulseras que usará el alumnado adherido al proyecto de Colecamiños para mejorar su seguridad. El objetivo es que cuando el escolares acceda al centro pase la pulsera por el lector, que mediante una aplicación informática comunicará a su familia que ha llegado a su destino.

Es una de las novedades del curso y supone un paso más de un proyecto que comenzó en el curso 2015 en el Pío XII y al que se adhirieron los otros dos centros después. El anterior gobierno municipal se fijó en experiencias de éxito en Pontevedra y Carballo, y quiso así responder a las demandas reiteradas del consejo escolar del Pío XII, que exigía regular mejor el acceso del tráfico al centro para mejorar la seguridad.

La implicación de la Policía Local, la dirección y la asociación de madres y padres del centro favoreció que prosperase. Se habilitaron cuatro rutas: desde la zona monumental, el Campus Vida, el polideportivo de Santa Isabel, y las plazas de Vigo y Roxa. Eran lugares de encuentro de escolares del centro, que caminaban juntos y con supervisión de personas adultas, muchas de ellas entusiastas con este proyecto.

Con Colecamiños se pretende que el alumnado gane en autonomía, haga más ejercicio y consolide amistades con colegas. Además, se reduce la aglomeración del tráfico alrededor del colegio, al aligerar la presencia de coches y los peligros que representan para la integridad de la comunidad escolar. El elevado número de familias, hasta 140, que usan el servicio de madrugadores y llevan sus hijos al colegio antes del inicio del horario lectivo restó afluencia a la experiencia desarrollada en el Pío XII.

En Raíña Fabiola se aplicó entre el alumnado mayor, de cuarto, quinto y sexto de primaria, y se extendió eventualmente a hermanos pequeños. El elevado uso del transporte escolar condicionó el éxito de la experiencia en este centro. En el Ramón Cabanillas empezó con 18 escolares habituales el curso pasado, con apoyo de la ANPA.

El libro digital llega a otros dos centros y en Conxo pierden el aula de psicomotricidad

 

 

Los colegios de Monte dos Postes y Ramón Cabanillas incorporan el libro digital, en quinto de primaria. Así, son ya cinco centros públicos de la ciudad los integrados en el proyecto de educación digital autonómica: comenzó en Lavacolla y López Ferreiro, con muchos problemas iniciales; y continuó en el Apóstolo Santiago el curso pasado. Estos tres centros lo usan en quinto y sexto de primaria.

En el Quiroga Palacios el claustro votó no adherirse, de momento, a esa experiencia. Este colegio de Conxo sigue en la línea de aumentar alumnado. Incorpora una nueva aula de 3 años y, para habilitarle espacio se queda sin aula de psicomotricidad, además de los problemas derivados de la falta de docentes suficientes.

El Quiroga Palacios celebró su medio siglo de funcionamiento el curso pasado. Y ahora será el Monte dos Postes, inaugurado en 1978, el que conmemore su 40 aniversario. En este colegio, Xunta y Concello realizaron varias obras en verano. Los operarios se afanaban ayer en algunas aún sin rematar. Incluyen un espacio de usos múltiples, la modificación de un aula infantil o despachos para orientación y audición y lenguaje. El director destaca, asimismo, las mejoras en la seguridad, con elementos para evitar posibles caídas del alumnado por los desniveles que hay en el entorno del centro. En Vite tendrán profesional de orientación con destino definitivo, como pedían desde hace años, aunque lo compartirán con el colegio de A Sionlla. Y aumentan docentes de audición y lenguaje, y de pedagogía terapéutica, para atender mejor al alumnado con necesidades educativas especiales.Santiago ciudad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Colecamiños habilita una pulsera para saber que el niño llega al aula